Foto: Jacobo León

El SD Compostela afrontará su primer partido en casa de la temporada este domingo contra el Unión Deportiva Somozas.

Después de un inmejorable inicio de curso ante el CF Alondras (1-4), el Estadio Verónica Boquete se vestirá de gala para acoger al equipo compostelano, quien espera dar continuidad a las sensaciones del primer partido y convertir su feudo en un fortín.

Así lo confirmó el entrenador Yago Iglesias durante le rueda de prensa previa celebrada este viernes en las instalaciones del estadio.

«Espero un Compostela muy reconocible aquí en casa. Ser ese equipo dominador que tiene mucho ritmo de juego. La imagen que dimos el otro día en Alondras queremos que continúe», declararía el técnico.

Enfrente, eso sí, se encontrará un Somozas muy luchador que viene de empatar en casa en la jornada inaugural ante el Silva.

«Es un equipo en el que continúa su entrenador y jugadores del año pasado, sobretodo en la parcela del centro del campo, que es el pilar de todos los equipos, y que han incorporado a gente importante arriba. Van a ponernos las cosas difíciles y a jugarnos de tú a tú», avisa Yago.

Del mismo modo, el entrenador recalcó la necesidad de seguir mejorando, a la espera de recuperar la totalidad del equipo y de completar la adaptación de los nuevos jugadores.

«La plantilla aún está por hacer, nos falta coger el ritmo y que los nuevos se adapten a los que ya estaban y los que ya estaban a los nuevos. La pretemporada fue rara, con muchos partidos y poco tiempo de entrenamiento, pero en las últimas dos semanas hemos visto una buena evolución. Todavía es la jornada dos y nos falta tiempo para acoplarnos todos pero tenemos una idea clara de a donde queremos llegar. Queremos conseguir los tres puntos en San Lázaro delante de nuestra gente, seguir creciendo como equipo para poder alcanzar el máximo rendimiento», concluyó Yago.

El partido entre la SD Compostela y el UD Somozas tendrá lugar este domingo 1 de septiembre a las 19:00 horas, momento en el que el club santiagués intentará sumar su primer triunfo del curso como local.