Ficha técnica
El francés Vincent Luis se ha proclamado campeón del mundo de triatlón después de acabar quinto la Gran Final del Mundial, disputada en la localidad suiza de Lausana, donde se impuso el noruego Kristian Blummenfelt, por delante del español Mario Mola, plata en el campeonato.

Otro español, el gallego Javier Gómez Noya, que acabó sexto la carrera, acabó tercero en el Mundial y capturó la medalla de bronce.

En cuarta posición del campeonato finalizó otro español, el talaverano Fernando Alarza, que fue tercero en la Gran Final.

Gómez Noya ganó su undécima medalla en un Mundial, Mola la séptima.


Madrid, 31 ago (EFE).- El gallego Javier Gómez Noya, que este sábado capturó bronce en el Mundial de triatlón, que concluyó en la Gran Final de Lausana (Suiza), capturó su undécima medalla en estos campeonatos, mientras que su compatriota Mario Mola -que fue segundo en la carrera que ganó el noruego Kristian Blummenfelt– se colgó al pecho la séptima.

El mallorquín Mola, que los pasados tres años se había proclamado campeón del mundo, había capturado las tres temporadas anteriores -las de los tres últimos títulos de Gómez Noya- un bronce (en 2013) y dos platas, los dos años siguientes; y con el segundo puesto en este Mundial capturó su séptima medalla seguida.

El gallego Gómez Noya, único quíntuple campeón de toda la historia del triatlón, ganó su primer título en 2008 (en Vancouver, Canadá, cuando se decidía en una sola jornada y no en varias, como ahora) y capturó los otros cuatro oros en 2010 y entre 2013 y 2015. El astro ferrolano capturó, además de la de este sábado, medallas de plata en 2007 (en Hamburgo, Alemania), 2009, 2012 y 2017; y la de bronce en 2011.

Antes de la prueba, Gómez Noya había declarado a Efe que «una undécima medalla en un Mundial sería la leche» y este sábado cumplió su objetivo.

En total, con las dos logradas este sábado en Lausana, España suma en total 22 medallas en los Mundiales de triatlón, el deporte olímpico que une la natación con el ciclismo y la carrera a pie.

El talaverano Fernando Alarza -tercero en Lausana y que acabó cuarto el Mundial 2019- fue bronce en 2016. Y con anterioridad, el gallego Iván Raña, auténtico ‘padre’ deportivo del triatlón en España, se proclamó campeón del mundo en 2002 (en Cancún, México) y capturó platas en 2003 (en Queenstown, Nueva Zelanda) y en 2004 (en la localidad portuguesa de Funchal, en Madeira); cuando el Mundial se resolvía en un día.

Todos estos trofeos se los anotó la Federación Española de Triatlón durante la presidencia del extremeño José Hidalgo, su actual mandatario y uno de los más exitosos del deporte español en el plano internacional en lo que va de siglo. El vizcaíno Iñaki Arenal completó asimismo de forma sobresaliente su séptima temporada en el cargo de seleccionador nacional, en las que suma trece trofeos.