Foto: LaLiga

 

A Coruña, 30 abr (EFE).- El centrocampista del Deportivo Vicente Gómez ha expresado sus dudas sobre el regreso de la competición pero lo que apenas le genera inseguridad son los entrenamientos individuales que comenzarán la próxima semana, porque «es más seguro que ir al supermercado».

«En estos momentos, los entrenamientos individuales, sabiendo que nunca será cien por cien asegurado, no tienen mucho peligro. Es más seguro que ir al súper, a hacer la compra», explicó Vicente Gómez en una rueda de prensa telemática.

El jugador canario advirtió de que con la «desescalada puede haber rebrote y que afecte» también al fútbol y las fechas que se barajan para retomar la temporada: «Mi preocupación va más por ahí, porque a los jugadores nos van a tener controlados, pero quizá a la gente que está con nosotros no tanto. El principal problema será jugar contra gente de otras ciudades», señaló.

Vicente Gómez indicó que antes de empezar los entrenamientos con el grupo se harán, durante un par de jornadas entre el martes y el jueves, los test de la COVID-19 y, en función de los resultados que se conocerán en unas 48 horas, volverán al trabajo.

«Todos teníamos ganas de salir de casa. Yo me he adaptado bien a la situación, una cosa que era impensable. Ahora se trata de recuperar la normalidad, que me da un poco de incertidumbre», razonó.

El futbolista abogó por «acabar LaLiga» en los terrenos de juego, pero se mostró receloso de los plazos que se están marcando: «Con tanta gente que sigue falleciendo, igual es difícil pensar que hay que empezar LaLiga lo antes posible», manifestó el jugador, quien precisó que no se puede «correr antes de andar».

Además, opinó que, en caso de que no se pueda completar la temporada en el césped, debería haber «premios, pero no castigos», es decir, ascensos, pero no descensos.