Foto: Álvaro Cycling

Todo marchaba a pedir de boca para el Vigo-Rías Baixas en la etapa reina de la Vuelta a Zamora hasta que a mitad del recorrido la mala suerte le jugó una mala pasada a Edwin Torres. El escalador venezolano sufrió una avería mecánica cuando formaba parte de un cuarteto de escapados que acumulaba diez minutos de ventaja respecto al pelotón. El percance dejó al ciclista del conjunto olívico sin opciones de volver a contactar con la cabeza de carrera y echó por tierra la estrategia diseñada por la estructura presidida por José Luis Chamorro, que se tuvo que conformar con la undécima posición firmada por Víctor Etxebarria en la meta de Aciberos.

Los 139 kilómetros de la tercera jornada de la ronda zamorana habían empezado de manera inmejorable para los pupilos de Marcos Serrano. Tras darse la salida en Mombuey, Torres estuvo atento para filtrarse en una fuga de 18 unidades que se consolidó a la altura del km 20 y no tardó en lograr una renta superior a los 10 minutos. El corredor de Tábira se encontraba en la general a 25 segundos del líder y por delante le esperaba un recorrido que se adaptaba a la perfección a sus características, con seis puertos de montaña.

El venezolano pasó por la primera ascensión puntuable, el alto de Portilla del Padornelo (3ª categoría), encabezando la escapada y en las rampas del siguiente puerto, el Alto de Ladiairo (2ª categoría) se marchó en compañía de Eugenio Sánchez (Lizarte), Vicente Hernaiz (Kometa) y Josu Etxeberria (Caja Rural). Sin embargo, a los pocos kilómetros de haberse seleccionado la fuga, se produjo el problema mecánico de Torres.

Mientras el corredor del conjunto olívico comprobaba con resignación como el terceto de cabeza resultaba inalcanzable, por detrás Mauricio Moreira y Víctor Etxeberria se movían en el pelotón junto a otros aspirantes al maillot amarillo. Pese a la dificultad del trazado en la segunda mitad del recorrido, con dos subidas de 1ª categoría y otros dos puertos puntuables, y al trabajo de persecución realizado por el Vigo-Rías Baixas y otros equipos, uno de los fugados acabaría llevándose el triunfo parcial tras ofrecer un recital en solitario en los últimos 20 km.

Josu Etxeberria se exhibió y venció con más de un minuto de margen para convertirse en el nuevo líder de la carrera. A 1:46 del ganador de etapa concluyó Víctor Etxeberria como mejor clasificado de la formación flúor, mientras que Moreira entró a 2:36 en la 23ª posición. En la general, Víctor Etxeberria se sitúa 12º a 1:46 y Moreira, 20º a 2:06.

La XXXVII edición de la Vuelta a Zamora bajará su telón este viernes al mediodía con otra etapa de montaña. En los 131 km entre Mahide y Viñas se contabilizan cinco puertos. Las tres últimas subidas puntuables son de 2ª categoría, incluyendo la ascensión final donde estará ubicada la línea de meta.

Nota de prensa del CC Vigo-Rías Baixas