Quesos Cerrato Palencia (78): Dani Rodríguez (19), Bas (4), McCarron (4), Otegui (22), Barnes (12) –cinco inicial- Dani Pérez (4), Blanch (9), Joan Tomás (-), Fakuade (2) y Okoye (2).

Ourense Provincia Termal (65): Rivero (11), Zamora (9), Barreiro (11), Salash (2), Rowley (8) –cinco inicial- Ballesta (-), Kapelan (7), Ander Martínez (3), Tomás Fernández (9) y Rejón (5).

Parciales: 27-22, 18-12, 15-17, 18-14.

Árbitros: Pagán Baró y Pazos Pazos. Sin eliminados.

Incidencias: Pabellón Marta Domínguez (Palencia). Con el triunfo, el Quesos Cerrato Palencia es el campeón matemático de LEB Oro y asciende a la liga ACB.

 

 

Diez meses después del ascenso a la liga ACB, el Ourense Provincia Termal vivió de nuevo un ascenso a la máxima liga, eso sí, esta vez como espectador de lujo. Y es que el Quesos Cerrato Palencia demostró por qué era el mejor equipo de la competición y no dio opción al COB, que luchó hasta bien entrado el tercer cuarto, si bien un parcial de 18-0 en el inicio del último período sentenció el choque, que tuvo en Urko Otegui y Dani Rodríguez las principales referencias del mismo.



14Con la derrota, el Ourense Provincia Termal sigue dependiendo de sí mismo para jugar los Playoff de ascenso. Si gana a Prat el próximo viernes en el Pazo, terminará 7º u 8º enfrentándose en primera ronda a Oviedo, Burgos, Coruña o Breogán. Si pierde dependerá para entrar en Playoff de lo que haga Cáceres. Si el equipo verdinegro cae, Ourense entrará en todas las combinaciones como 9o al Playoff. Si Cáceres vence, el COB quedaría entonces fuera de la postemporada.

 

El partido arrancaba con un auténtico toma y daca anotador, con ambos conjuntos llegando a la veintena de puntos cuando aun restaba más de un minuto por jugarse. En ese momento, e impulsados por Urko Otegui, los locales daban su primer golpe: 9-0 entre el final del acto inicial y el arranque del segundo (31-22). Ourense tiraba de Rivero y Rejón para contener el acelerón del conjunto palentino, que se marchaba a los vestuarios con doble dígito de renta gracias a los 15 tantos de Otegui (45-34).

02Quedaban veinte minutos para la gloria, que se acercaba todavía más con un 4-0 de salida y +15 en el marcador. Entonces aparecía la muñeca mágica de Jonathan Barreiro para enfriar un poco el ambiente del Marta Domínguez (53-47). Tiempo muerto local, recomposición de ideas y 5-0 que obligaba a Gonzalo García de Vitoria a parar el encuentro (58-47).

Los gallegos lograban situarse a siete tantos de desventaja, pero lo mejor para Quesos Cerrato Palencia estaba por llegar: parcial 16-0 en el arranque del último acto, desatando la locura en el Marta Domínguez (76-51), que solo esperaba al bocinazo final para celebrar el campeonato de su equipo.