Nota de prensa del Leyma Basquet Coruña

El Leyma Coruña dejó escapar el triunfo ante el Covirán Granada, en un encuentro en el que los naranjas pagaron un parcial de 0-11 en el último cuarto, del que no fueron capaces de recuperarse, y los problemas en el rebote, una de las claves que había dado Gustavo Aranzana en la previa de la contienda.

En la vuelta de Sergio Olmos a #OFornodeRiazor, que no pudo jugar por lesión pero que fue ovacionado por el público, los dos equipos salieron a la cancha con un gran acierto de tres, aunque algo revolucionados en ataque (19-18).

Eran minutos en los que comandaban el ataque Sergi Pino y Uchendu, mientras que en el segundo cuarto la anotación era más coral, con aportaciones de Víctor Serrano, Mirza Bulic o Ty Sabin. Precisamente era Bulic el que con un 2+1 llevaba al equipo al descanso uno abajo (37-38).

En el tercer acto los andaluces se apoyaban en Guillem Rubio, mientras que los naranjas encontraban en Jeff Xabier, todavía ranqueante de su lesión en la mano, al desatascador del ataque, con dos triples seguidos (50-46). Rubio asumía entonces sus galones y cerraba este período con un 2+1 que ponía de nuevo al Granada dos arriba (56-58).

En el último cuarto llegaba la pájara naranja, con un parcial de 0-11 (56-66) que complicaba el encuentro y la reiteración en los problemas para cerrar el rebote. Pese a todo, los herculinos lograban ponerse a tres a falta de menos de un minuto (73-76). No obstante, el Covirán Granada estaba más acertado en esos instantes finales, administrando mejor su ventaja y Pardina y Cobo conseguían tiros cómodos para decantar el duelo del lado de los nazarís (73-80).