Las diferentes faltas personales con las que se fue cargando un Sergio Olmos que estaba ejerciendo como el hombre más destacado de un Leyma Coruña incapaz de reaccionar sin su presencia en la pista.

  • La gran defensa protagonizada por el Melilla Baloncesto, su acierto exterior y la magia de un Marcos Suka estelar con 16 puntos fueron suficientes para poder invertir la suerte de un equipo que buscará ahora el pase en el quinto ante su afición

 

Sin dos titulares habituales como Josep Franch y Brandon Edwards. Así saltó a la cancha un Melilla Baloncesto que se preparaba para el salto inicial mientras el técnico local Tito Díaz se metía al público en el bolsillo pidiendo desde la pista el apoyo de su afición con los brazos en jarra.

26958034141_b0a40705a6_zNo tardaron en responder los cerca de 5.000 aficionados presentes en las gradas impulsando a un Leyma Coruña que sumó muy pronto su primera canasta con un acertado lanzamiento de Sergio Olmos pero en esta ocasión Melilla Bto llegaba a la cita con las ideas muy claras, cerrando muy bien el rebote y apoyándose en un tiro exterior que les dio las primeras ventajas tras los dos primeros triples de Héctor Manzano (4-10).

Fue con la segunda falta personal de Larry Abia cuando llegaron los primeros cambios en un bando local que buscó su primera reacción con la entrada en pista de Ben Stelzer y un Beka Burjanadze con el que complementar a un Sergio Olmos muy sólo en ataque hasta ese momento. Aunque fue el norteamericano el que ejerció como el primer revulsivo del encuentro con dos triples consecutivos con los que igualar de nuevo el marcador (15-15). Todo un ex de la casa como Marcos Suka elevó el nivel de exigencia desde la larga distancia pero, una vez más, la rápida respuesta en esta ocasión a cargo de Burjanadze envió el encuentro igualado al primer entreacto (20-22). 

Con los coruñeses tratando de explotar la superioridad de Sergio Olmos en posiciones interiores llegó la mejor noticia posible para su rival, un Melilla Baloncesto que provocó la segunda falta en ataque del alicantino llevándolo al banquillo. Una situación aprovechada por los de Alejandro Alcoba para firmar un pequeño parcial de 0-6 sustentado en el acierto de Asier Zengotitabengoa así como en una defensa que dejó a los locales sin anotar durante cerca de tres minutos (20-28). Tito Díaz no lo dudó y paró el partido para sacar el mayor brillo posible a una pizarra que propició un parcial de vuelta de 7-0 con el que recordar a Melilla que restaba aún mucho por jugarse.

Tuvo que ser de nuevo el tiro exterior con dianas de Josep Franch y el capi Eloy Almazán el que otorgara cierto oxígeno en el electrónico a un Melilla que supo aprovechar las pérdidas de balón de su rival para rondar la decena al borde del descanso (32-41). La entrada en cancha del capitán Jesús Castro -de vuelta tras lesión- fue la nota positiva de unos compases finales en los que Melilla no bajó el pistón alcanzando los vestuarios con su máxima renta del encuentro hasta ese momento (33-43).

 

LeymaCon el retorno a pista de Sergio Olmos, el Leyma Coruña trató de emular el esquema de los dos cuartos anteriores pero en esta ocasión el Melilla Baloncesto no se dejó sorprender a la búsqueda de un nuevo paso al frente con el que poner cuanto antes tierra de por medio (35-49). Pero la inteligencia del interior alicantino le permitió sacar dos faltas personales casi consecutivas a un Hernández-Sonseca que se colocaba en cuatro teniendo que dar la alternativa a un Edu Gatell al que, sin embargo, no tardó en caerle la tercera. Pero como de faltas interiores iba el partido la tercera de Olmos volvió a dejar huérfano un juego interior que no pudo contener el nuevo impulso melillense para colocarse 14 arriba mediado el periodo (41-55). Aunque fue el acierto de Marcos Suka de cara al aro el que terminó por impulsar a un Melilla que dejaba el choque prácticamente visto para sentencia al final del tercer periodo (47-65).

La precipitación del conjunto coruñés unida a su falta de acierto de cara al aro -3 tiros de campo en 10 minutos- complicaron aún más las posibilidades de triunfo de un Leyma al que todo un ex como Edu Gatell daba un nuevo estocazo colocando el +20 en el luminoso (47-67). Pese a ello, los de Alejandro Alcoba dieron toda una lección acerca de cómo cerrar el encuentro a través de una sólida defensa con la que poner aún más tierra de por medio ante un Leyma Coruña que comenzaba a reservar a algunos de sus hombres importantes (47-72). Con todo decidido tan sólo restaba esperar al bocinazo final para poner de nuevo rumbo a Melilla donde uno y otro equipo pelearán por el billete a la final en el quinto y decisivo encuentro en la noche del martes (61-81 / 2-2). 

 

Pablo Romero/FEB