Los dos bases de Club Ourense Baloncesto, Rivero y Díaz, junto con un Busma intratable en la zona, una defensa asfixiante y un acierto en ataque demoledor, hacen que se traigan una clara victoria para Ourense. Debut prometedor de Darien Brothers aportando tanto en defensa como en ataque (12 puntos y 14 de valoración).

 

Cocinas.com 76 (18+16+17+25): Kudlacek (5), Lobo (2), Galarreta (3), Coego, (23), Chema González (2) -cinco inicial- Reyes (5), Carlson (20), Arévalo (1), Zimmy Nwogbo (6), Ogirri (9)

Club Ourense Baloncesto 96 (21+25+17+33): Arco (13), Rivero (12), Edu Martínez (6), Bernard (10), Busma (17) -cinco inicial-, Cristian Díaz (9), Brothers (12), Iglesias (0), Rejón (10), Suka (7)

Árbitros: Carpallo Miguelez, Juan Gabriel – Sanchez Benito, David. Expulsaron por 5 personales al visitante Chase Fieler. 

Incidencias: primer partido de la segunda vuelta, J15, de la liga Adecco Oro disputado el Palacio de los deportes de La Rioja, Logroño (La Rioja) ante 1200 espectadores, 

 

Tras cuajar una grandísima primera vuelta, con el objetivo de la permanencia  gracias a sus 9 victorias y 5 derrotas conseguido, teniendo incluso la Copa Príncipe al alcance de la mano y que sólo se escapó en los minutos finales de Navarra, partido para el que sólo contaron 8 jugadores, tras las marchas de Tyler Brown y Ben Allison.

Tras encontrar sustituto para Tyler en pocos días, Darien Brothers, hacerlo volar el 24 de diciembre para acoplarse y entrenar lo antes posible con el equipo para poder jugar en Navarra y que se quedó sin hacerlo porque no llegó el transfer a tiempo, sin pívot que sustituya a Allison por el bajo presupuesto y corto mercado que queda, sumado a la infinidad de viajes en autobús para ir a entrenar a distintos pabellones cercanos, o no tanto, a la ciudad debido a la celebración de Pazolandia en el Paco Paz, que durante unos días sobrevoló la incertidumbre de que una de sus estrellas más carismáticas y representativas, Salva Arco, tenía ofertas jugosas, Grecia y ACB,  encima de la mesa y que al final rechazó demostrando el compromiso que tiene con el Club y la ciudad.

Tras mirar que enfrente había un equipo que se juega salir del pozo, que cuenta con grandes jugadores y que sólo están en esta situación por las lesiones, el partido no se presumía precisamente de trámite. Pero nuevamente Club Ourense Baloncesto ha demostrado que quiere, puede y «debe» estar en los puestos altos de la tabla y que aunque se cambien los objetivos, van seguir trabajando con las mismas ganas  e humildad de siempre. Al final de todo esto 76-96 para un equipo que sueña y hace soñar a una afición de nuevo con un playoff de ascenso … ascender ya sería otro sueño, pero soñar es gratis. 

 

El partido empezó con un primer cuarto igualado en el que los locales salieron dispuestos a llevarse el partido pero Deividas Busma empezó a demostrar que se conocía bien los aros locales.  En el minuto seis el luminoso demostraba esa igualdad con 11 puntos por equipo. Por parte local Coego, 8 puntos en este cuarto,  y Carlson, bien dirigidos por Álvaro Lobo, conseguían marcharse 18 – 13 pero el acierto exterior cobista le daba la vuelta y mantenía el partido vivo al término del primer cuarto. (18-21).

 

En el segundo cuarto, Pedro Rivero y su segundo de a bordo, Christian Díaz que está creciendo a pasos agigantados, se hicieron con el mando del encuentro y casi mediado el segundo cuarto se disparaban en el electrónico (24-34) gracias a un parcial de 0-9, con el riojano  Edu Martinez y Salva Arco acertados de cara al aro. El partido empezaba a ponerse cuesta arriba para los hombres del gallego  Antonio Pérez que empezaban a sufrir la férrea defensa gallega. Darien Brothers, que debutaba hoy, empezaba a entonarse y sentirse cómodo, aprovechándose del atasco de los locales. Máxima diferencia al descanso. (34-46).

 

Tras el paso por vestuarios, seguía el atascamiento local y los hombres de Gonzalo García de Victoria lo aprovechaban para lograr la máxima del encuentro hasta el momento ( 41-57). Cuarto de imprecisiones y errores de ambos conjuntos que dejaba las cosas al igual que la descanso pero con 10 minutos menos por disputarse, (51-63). 

 

Tras ponerse a 10 puntos, 57-67,  los visitantes se marcaron un último cuarto para enmarcar por el acierto de cara al aro, 33 puntos en este cuarto, marchándose hasta los 20 de ventaja que ya no soltarían hasta el final del encuentro, con un querer y no poder por parte local. (76-96).

 

CLASIFICACIÓN