Foto: Amadeo Rey

Santiago de Compostela, a 21 de febrero de 2021.- Este Compos es de otra pasta. A pesar de todas las adversidades, con la falta de entrenamientos, las ausencias por lesión y al nivelón del rival, los nuestros se llevaron los tres puntos de Pasarón. Los blanquiazules asaltaron uno de los feudos más complicados de la categoría, jugando como un equipo. Tocó sufrir, hubo que defender con uñas y dientes, pero los tres puntos se vinieron para Santiago.

El golazo de Miki Villar, en el 12, fue suficiente para conseguir una nueva victoria en liga, un nuevo triunfo en un derbi, un golpe de autoridad de un equipo que dejó, por octava vez en lo que va de año, la portería a cero. Ya no quedan calificativos para definir el rendimiento de este equipazo.

Tras una semana complicada, tanto en lo que respecta a las molestias en futbolistas como a las inclemencias meteorológicas, la SD Compostela viajó a Pasarón con la idea de sacar adelante un reto mayúsculo. Para ello, Yago Iglesias dio entrada a Samu, en el centro del campo, y a Matías Vesprini, en el lateral izquierdo. Un once novedoso para intentar sacar los tres puntos del feudo pontevedrés.

Con este planteamiento, los nuestros comenzaron mejor, dominando el esférico y combinando para llegar al área rival, mientras que los locales intentaban buscar con rapidez a sus puntas de lanza.

En esta batalla inicial, salió mejor parado el Compos, ya que a los 12 minutos lograba abrir la contienda, merced a un golazo de Miki Villar. Samu ganó el segundo balón en el centro del campo, la sirvió para Brais Abelenda y este, demostrando la conexión que tiene con el lóstrego de Nigrán, buscó al espacio al extremo compostelanista, quien se fue en velocidad de su par y soltó un latigazo que entró justo pegado al segundo palo.

Ante el tanto inicial blanquiazul, Luisito cambió el sistema y mandó a los suyos arriba, intentando presionar a los nuestros con una zaga de tres y dos carrileros muy avanzados. A través de centros laterales, las ocasiones para los granates comenzaron a llegar. Primero, Pato atrapó bien un cabezazo de Rufo, en el 20, y después, en el 27, el delantero se encontró con el poste, después de un disparo cruzado, tras asistencia de Aitor Núñez.

Respondieron los santiagueses, pasada la media hora, en otra acción rápida, en la que Jimmy puso el centro, Brais Abelenda la amortiguó y Josiño, tras controlar, la envió arriba.

Con todo, la última antes del intermedio, la volvió a tener Rufo, en un nuevo centro de Álex González, que cabeceó contra el larguero.

Por ello, el marcador ya no se movió y ambos conjuntos de fueron al tiempo de descanso con la ventaja del Compos.

A la vuelta de los vestuarios, el encuentro siguió por los mismos derroteros, con un Pontevedra que quería apretar y un Compos que se defendía, ya mejor asentado sobre el césped, adaptado al cambio de sistema de los locales. Así, el duelo se convirtió en un toma y daca.

Como muestra, un botón. En el 52, Álex González puso un centro de la izquierda rematado de cabeza, demasiado cruzado, por Jorge Fernández. Y en el 53, Imanol salvaba sobre la línea un balón picado de Bicho desde la línea de fondo.

De nuevo, minutos más tarde, Álex González llevó el peligro granate en una entrada desde la izquierda, en la que soltó el disparo con la derecha, el cual salió rozando el palo. Y a seguir, respuesta del Compos. Centro al segundo palo de Bicho para la entrada de Jimmy, quien le pegó de primeras y sin que cayese, pero Mario la despejó abajo.

Llegó el momento de los cambios y entraron Primo y Sergio Pereira, un refresco que ayudó a los nuestros a guardar más la pelota. Gracias a esa posesión, la última del partido fue para los nuestros, en el 83, con un nuevo disparo de Bicho, con la derecha, que sacó Mario con apuros.

La pelota no quiso volver a entrar y hasta el final hubo que resistir. El Pontevedra cargó su arsenal de centros, por ambas bandas, pero la zaga blanquiazul, imperial en el día de hoy, sacó todos y cada uno de los intentos granates. Y así, se acabó el partido, con la última sacudida.

De este modo, con el 0-1 final, los tres puntos se vinieron para Santiago. Hoy tocó ponerse el mono de trabajo, sufrir ante las acometidas pontevedresas, pero no hay quien pare a este equipazo. Triunfo de mucho mérito para los nuestros, que siguen creciendo y siguen soñando en esta liga. Ahora, una semana de parón y vuelta al ruedo contra el Celta B, en el Vero Boquete.

FICHA TÉCNICA:

0- PONTEVEDRA CF SAD: Mario; Aitor Núñez, Xisco Campos, Pol Bueso (Óscar Fernández, m.75), Zabaleta (Jorge Fernández, m.25); Oier Calvillo (Borja Martínez, m.25), Damiá Sabater (Martín Diz, m.75), Imanol García, Álex González; Charles y Rufo.

1- SD COMPOSTELA: Pato; Saro, David Soto, Álvaro Casas, Matías Vesprini; Samu; Miki (Sergio Pereira, m.81), Bicho, Josiño (Primo, m.69), Jimmy; y Brais Abelenda.

GOLES: 0-1: Miki Villar, min.12.

Árbitro: Caparrós Hernández (Comunidad Valenciana). Amonestó a Pol Bueso, Borja Martínez y Damiá Sabater, por el Pontevedra.

Incidencias: Estadio Municipal de Pasarón (Pontevedra). Partido de la décimo quinta jornada de liga del Grupo 1 Subgrupo A de la Segunda División B disputado sin público.