Foto: ACB Photo

El técnico del Iberostar Tenerife, Txus Vidorreta, analizó el partido de semifinales ante el Barça Lassa y lamentó el bajón en ambos lados de la cancha del segundo y tercer cuarto.

“Hemos empezado mal el partido, aunque manteníamos un cierto control. Bien en defensa, pero demasiadas pérdidas. En el segundo y tercer cuarto mal, no entendíamos el trabajo que teníamos que hacer ante una defensa tan física y al límite. En el último hemos vuelto, con opción de un robo de balón para ponernos a dos puntos, no ha sido posible. Es la segunda vez que jugamos una semifinal. Hemos jugado mejor que el año pasado en Las Palmas y eso significa que seguimos dando pasos adelante para jugar una final, aunque ha día de hoy jugar una final es casi imposible en España”.

“Mi padre estaría orgulloso de mí, porque era un buen católico. No pensaba que me iban a expulsar por decir por favor y ponerme de rodillas. Se ha visto en el marcador la falta de Kuric a Abromaitis y en cambio la última se ha pitado. Son jugadas que pasan, yo también me he equivocado en algunas acciones, pero he ganado dos veces en Instant Replay. Las otras dos creo que era falta y la otra no”.

“A lo largo del partido no hemos podido competir a nuestro nivel ante una defensa al límite anunciada”.

Nos falta un poco de pólvora de la que tiene el Barça. Pero en el último cuarto hemos encontrado jugadores con acierto y no hubiera sido la primera vez que se consigue una remontada. Hemos estado muy cerca de la final”.

“Lo que hayan hecho mal se lo preguntas a ellos. Nosotros hemos subido líneas. Ferran ha cambiado nuestro ritmo defensivo, nos ha hecho crecer, hemos empezado a defender todo el campo y nos han pitado una falta, pero hemos insistido y hemos encontrado parejas diferentes para luchar hasta el final. Hemos tenido el premio de robar una pelota decisiva que nos hubiera puesto a dos. Hemos dado una muestra de orgullo, lo que caracteriza a este equipo que está teniendo tantos éxitos las últimas temporadas”.

“Hoy no se ha maquillado el resultado, hemos tenido una opción real. El equipo ha hecho un muy buen trabajo y nos tenemos que ir muy orgullosos. Cuando empiezas muy bien y pierdes te vas fastidiado, pero cuando empiezas mal y acabas así te tienes que ir orgulloso, porque nos clasificamos, eliminamos a Unicaja y hemos competido contra todo un Barcelona”.

“Una defensa al límite con jugadores que no tienen el físico de los del Barcelona, sufren. Lo que hemos tratado es encontrar jugadores que pudieran adaptarse un poquito mejor”.