Lake Buena Vista (Florida, EE.UU.), 1 sep (EFE).- El protagonismo del alero Jayson Tatum y el base-escolta Marcus Smart fue la clave de la remontada de los Celtics de Boston que este martes ganaron 102-99 a los Raptors de Toronto en el segundo partido de la semifinal de la Conferencia Este que dominan 2-0 al mejor de siete.

Tatum, que aportó 34 puntos, con ocho rebotes y seis asistencias, volvió a ser el líder encestador de los Celtics, que también jugaron una gran defensa en los momentos claves del cuarto periodo.

Si Tatum respondió como la nueva estrella indiscutible de los Celtics y de la NBA, Smart se encargó poner el espíritu de lucha y los triples que rompieron por completo a la defensa de los Raptors, los actuales campeones de la NBA.

Smart mostró de inmediato que no le gustó una personal que le pitaron los árbitros al final del tercer cuarto, un momento que hizo que pareciera que los Raptors estaban tomando el control del partido.

Entonces, en el último cuarto, Smart se encargó de tomarse el partido como algo propio y en sus manos, lo que hizo que el ritmo del juego y el marcador cambiasen de inmediato con los 16 puntos que anotó en los tres primeros minutos deslumbrantes del inicio del último periodo.

El resto fue un triunfo merecido de los Celtics que dejan a los Raptors con serios problemas de cara al resto de la serie que disputan al mejor de siete. «Una vez que vi entrar al primero, lo supe que el resto de triples iban a llegar», declaró Smart en el campo al concluir el partido.

Smart anotó cinco triples en un lapso de 3:04, convirtiendo el último de ellos en una jugada de cuatro puntos mientras los Celtics borraban lo que había sido un déficit de 12 puntos al final del tercero.

El base-escolta se convirtió en el segundo jugador en estos playoffs con cinco triples en un último cuarto.

El base canadiense Jamal Murray, de los Nuggets de Denver, lo hizo dos veces en los primeros seis partidos de la serie que disputan contra los Jazz de Utah.

El base Kemba Walker anotó 11 de los últimos 16 puntos de Boston desde que Smart había protagonizado las genialidades de los triples, el último de ellos un salto hacia atrás en el minuto final del partido, y los Celtics se sumaron a una temporada de dominio sobre Toronto.

No solo lideran la serie 2-0, sino que están 3-0 contra los Raptors en la burbuja de reinicios de la NBA y 5-1 contra ellos esta temporada. «Un partido a la vez», dijo Tatum. «Esta serie está lejos de terminar. Tienes que ganar cuatro».

Smart anotó 19 puntos, Walker 17 y el escolta Jaylen Brown llegó a los 16 con los Celtics, que como equipo dominaron bajo los aros al capturar 44 rebotes por 41 de los Raptors, que al final se quedaron sin capacidad de reacción en los momentos decisivos.

El alero inglés OG Anunoby anotó 20 puntos como líder del equipo de Toronto, que consiguió otros 19 del escolta Fred VanVleet, quien falló un tiro de nueve metros cuando expiró el tiempo reglamentario.

El pívot congoleño español Serge Ibaka y el ala-pívot camerunés Pascal Siakam anotaron 17 puntos cada uno, mientras que el base Kyle Lowry llegó a los 16 con los Raptors.

Ibaka jugó 27 minutos como reserva y anotó 7 de 12 tiros de campo, incluidos 3 de 5 triples, capturó nueve rebotes -ocho defensivos-, repartió dos asistencias, perdió dos balones y cometió dos faltas personales.

«Los tiros están ahí», declaró Lowry. «Solo tenemos que hacerlos. … Todo lo que tenemos que hacer es conseguir un triunfo».

El pívot español Marc Gasol jugó juego 21 minutos y aportó seis puntos (2-4, 0-2, 2-2), capturó cuatro rebotes defensivos, dio una asistencia, recuperó un balón perdió tres, puso dos tapones y quedó eliminado con seis faltas personales.

Los Raptors tenían a los Celtics bajo control al final del tercer cuarto, tomando una ventaja de 12 puntos, pero como les sucedió en la eliminatoria del año pasado frente a los Bucks de Milwaukee no encontraron la manera mantener el momento y sufrieron la segunda derrota consecutiva.

Mientras que los Celtics ha ganado seis partidos consecutivos de playoffs, su primera racha de este tipo desde 2017.

El récord de la franquicia es de siete consecutivos, establecido en el camino hacia el título de la NBA de 1986.

El pívot reserva Robert Williams acertó 5 de 5 en la primera mitad, a pesar que nunca había lanzado cinco tiros en ninguna aparición en la primera mitad de su carrera.

Williams ha tenido dos mitades de 5 de 5 en la burbuja; el otro fue en la segunda mitad contra los Nets de Brooklyn el 5 de agosto.