La UD Ourense también sabe ganar sufriendo, a 4 minutos del final, el Sporting marcó el gol del empate pero cuando todo parecía indicar en un alirón en O Couto, Fran Álvarez, en el descuento, subía el 1-2 final.

 

Sporting Carballiño: Fernando, David, Fity, Roman, Lea, Jordy, Carlos, Pintos (Samuel 63´) , Jose (Marquina 55´), Chivas (Barroso 69´), Champi.
 
UD Ourense: Héctor, Julio Álvarez, Fabio, Valderas, Alberto (Cristian Fdez 69´), Fran, Xaco, Almeida, Chechu (Julio Salgado 51´), Roberto Dacosta (Ramón Dacosta 60´), Adolfo (Jose Angel 83´).
 
Árbitro: Eladio Gonzalez, con Daniel Gomez y Javier Prendes. Amonesto a los locales Lea (23´), Pintos (45´), David (56´), Samuel (80´), Carlos (89´) y a los visitantes Fran (18´), Alberto 68´) , Julio Salgado (79´) y Antonio Dacosta (57´).
 
Goles: 
1-1 Champi (86´)

0-1 Adolfo (66´)

1-2 Fran Álvarez (97´)

 

Reza el refrán  que «cuanto más lo sufres, más lo disfrutas», y la UD Ourense ayer lo sufrió y los disfrutó. Lo sufrió porque un gran Sporting Carballiño le puso las cosas difíciles, demostrando que por algo también están luchando por el ascenso, y lo disfrutaron porque en menos de un año de vida ya han conseguido un ascenso, un título de liga, están en semifinales de la Copa Diputación «B» y, a falta de 3 jornadas, cuentan sus partidos por victorias, tantas como 24 con 139 goles a favor y tan sólo 9 en contra. 

 

El partido empezaba con un Sporting muy bien plantado en el terreno de juego e intentando disputarle el balón a los de Antonio Dacosta. Pocas ocasiones en esta primera mitad, a destacar la gran parada de Héctor en el penalti lanzado por Pintos y cuyo rechace le cae al propio Pintos pero lo manda por encima de las nubes. Partido que controlaba la Unión aunque no acertaba a llegar con claridad a la portería defendida por Fernando.

 

Fran Álvarez avisaba al poco de empezar la segunda mitad con un testarazo al palo pero sería Adolfo el que abriría la lata en el minuto 66 tras una buena jugada de Xaco. Tras ser parado el partido por la lesión de Alberto Iglesias y un choque de cabezas entre Xaco y un jugador del Sporting. Tras un balón al larguero de Dacosta,  se llegaría a los minutos finales en los que el Sporting conseguía el premio del gol en el 86 por medio de Champi. Tras 10 minutos de descuento por los parones antes mencionados y con la grada carballinesa casi celebrando la proeza y la ourensana resignada por no cantar el tan ansiado alirón, Fran Álvarez cazaba un balón, tras rechace del larguero de otro tiro de Dacosta,  mandando el esférico a la red, llevando el delirio a los visitantes.