[alert type=”info”]

Shakhtar Donetsk: Pyatov; Srna, Ordets, Rakitskiy, Ismaily; Malyshev (Boryachuk, min. 112), Fred; Marlos, Kovalenko (Stepanenko, min. 72), Taison (Bernard, min. 83); Gustavo Blanco.

Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Roncaglia (Jozabed, min 58), Cabral, Fontás, Jonny; Tucu Hernández, Wass (Bongonda, min. 80); Hugo Mallo, Sisto (Rosasi, min. 84), Iago Aspas; Guidetti.

Goles: 0-1 Aspas min.90; 0-2 Cabral min. 108

Árbitro: Slavko Vincic (Esloveno). Amonestó a por parte del Shakhtar Donetsk a Gustavo Blanco, Pyatov, Fred y Srna; y a Iago Aspas, Roncaglia, Jonny, Guidetti y Bongonda por parte del Celta de Vigo.

Incidencias: partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League disputado en el Metalist Stadium de Kharkiv ante unos 33.000 espectadores.

[/alert]

 

Muchos nostálgicos recordaban esta semana la remontada en Villa Park hace 10 años, y se aferraban a ese espíritu para lograr el pase a octavos de la Europa League. Y vaya si se aferraron los Sergio, Iago, Hugo y cía, chavales de A Madroa que por entonces eran niños, pero que hoy siguieron los pasos de sus ídolos, de los Mostovoi, Karpin o Juan Sánchez.

 

El partido comenzó tranquilo. Con fases de dominio para ambos y ocasiones alternadas. La tuvo Iago Aspas desde fuera del área pero el disparo se fue rozando la escuadra de la portería de Pyatov. Paulatinamente el Celta parecía que se dormía y los veloces y técnicos atacantes del Shakhtar hacían temer a la defensa celtiña, pero un grandioso Sergio se hizo héroe esta noche.

La primera parte terminaba de esta forma, con un Shakhtar que lo intentaba y un Celta serio en defensa con un gran Sergio y Aspas y Guidetti tirando del equipo en ataque. La segunda parte fue otra cosa, y los de Eduardo Berizzo no dejaron de creer y con afouteza y corazón como reza su himno no dejó de buscar el primer gol. Aspas no lo dejaba de intentar (tuvo hasta 6 oportunidades), Pione Sisto y Guidetti inconmensurables y Tucu Hernández dando equilibrio en el mediocampo fueron los puntos de apoyo y principal foco de peligro.

 

Pero por mucho que se intentaba el esférico no quería entrar y no fue hasta el minuto 89, cuando el portero local derriba a Guidetti dentro del área y el colegiado señala la pena máxima. Iago Aspas no fallaba y ponía el 0-1 en el marcador que mandaba el partido a la prórroga.

 

La prórroga siguió el guión del final de la segunda mitad y los celestes acosaron a los ucranianos que, probablemente, fueron dañados por el parón liguero y la falta de ritmo. Nada más comenzar la segunda mitad de la prórroga llegaría el gol de la victoria. Jozabed fue el encargado de sacar el córner y Gustavo Cabral de enviarlo al fondo de la red después de un gran cabezazo. Era así como el Celta lograba, una vez más, una gran gesta europea, que ya queda para la historia del club.

 

Hoy a las 13 horas, el único equipo español vivo en Europa League conocerá a su rival en los cuartos de final. Ahora, toda Galicia y toda España es celtista.

 

Antón Campos /Los Otros 18

Foto: LaLiga

Comentarios