El Alcoraz servía de escenario para la disputa que CD Lugo y SD Huesca dirimían en busca de sus opciones para entrar en la parte noble de la clasificación. En el equipo de Luis César, la novedad era la entrada de Caballero por el sancionado Joselu en la punta de ataque, con el esquema ya conocido y asentado, en busca de tres puntos fundamentales de cara a la pelea por mantener vivas todas las opciones. Frente a ellos, una SD Huesca ambiciosa en su feudo, y con la indiscutible misión de conservar la posición que venía ocupando durante gran parte del curso.

El choque arrancaba intenso, con los visitantes buscando la entrada a campo rival a través de ambas bandas, carriles de mucha actividad en este inicio. Pese al comienzo equilibrado por parte de ambos contrincantes, sería la SD Huesca quien golpearía con efectividad, apenas transcurridos los primeros cinco minutos de juego. Rápida combinación por flanco izquierdo, y balón que llega a dominios de Samu Sáiz quien, tras evitar la intervención de su marca, batía a Roberto de disparo colocado.

Tras el tanto recibido, el equipo albivermello adelantaba líneas sobre campo contrario en busca de espacios, aunque su rival de hoy frenaba con efectividad las acometidas, aprovechando a su vez las salidas en velocidad a la espalda de los de Luis César. El encuentro obligaba al CD Lugo a emplearse al máximo en retaguardia, David Ferreiro y Samu Sáiz probaban fortuna frente a la meta lucense, y Vadillo mantenía su particular duelo en el desborde con Jordi Calavera.

Los minutos transcurrían, y los visitantes trataban de imponer su circulación ágil de balón, aunque sin encontrar la dosis de fortuna necesaria para conectar con efectividad en la punta de ataque. Aguilera y Vadillo testaban de nuevo a un muy seguro Roberto antes de que el colegiado decretara el final de la primera parte.

En la reanudación, misma línea de partido, con el CD Lugo buscando el equilibrio en el juego, tratando de hacerse con el protagonismo, y trabajando en defensa para cerrar los espacios que atacaban en veloces combinaciones los de Anquela. Luis César daba entrada a Yelko Pino en lugar de Fede Vico, y otorgaba dosis de libertad de movimientos para el mediapunta gallego, emplazado en el sector izquierdo, aunque con misión de enganchar con los servicios construidos desde propio campo.

El encuentro seguía disputado, y llegaban ocasiones claras para ambos rivales. En el CD Lugo, Sergio Gil rozaba el tanto de remate de cabeza ajustado a servicio desde el saque de esquina; enfrente, Borja Lázaro hacía lo propio, y enviaba su testarazo fuera por muy poco.

Con la entrada de Carlos Pita, el CD Lugo trataba de cristalizar su manejo de balón en conexión efectiva hacia las inmediaciones del área rival. El equipo de Luis César controlaba los avances con claridad, aunque sin conseguir el deseado efecto en cuanto al incremento de ocasiones se refiere. El ratio de acercamientos crecía, y fruto de esta mejora llegaría una de las opciones más claras, en botas de Pablo Caballero, que remataba al primer toque un envío aéreo, obligando a Herrera a intervenir con seguridad.

El tramo final de partido iba a traer la apuesta final por tratar de alcanzar la igualada en el marcador. Con el equipo empecinado en la entrada sobre el ordenado bloque rival, Luis César introducía al debutante Escriche, que pasaba a formar parte del ataque lucense, y que probó fortuna con buenos movimientos sobre la frontal del área aragonesa. Con el pitido final del colegiado, los tres puntos se quedaban en Huesca y el CD Lugo con la obligación de pensar desde este momento en el siguiente compromiso en casa, último de la temporada en el Anxo Carro, frente al Levante UD.

DP CD Lugo

Comentarios

Maxithlon