Scrubb da la victoria al Obradoiro con una canasta sobre la bocina (93-91)

0
acb Photo - A Baulde

Ficha técnica
93 – Monbus Obradoiro (17+30+23+23): Hobbs (11), Robertson (10), Scrubb (12), Álex Suárez (9) y Elleson (17) -equipo titular- Viny Okouo, Zurbriggen (1), Muñoz (15), Filipovity (2), Beliauskas (12) y Birutic (4).

91 – Joventut (22+:25+22+22): Guillem Vives (9), Pau Ribas (9), Joel Parra (4), Brodziansky (19) y Tomic (11) -equipo titular- Brandon Paul (17), Ventura (5), Willis (9), Feliz (4), Maronka y Busquets (5).

Árbitros: Calatrava, Caballero y Lucas.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada de la liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante unos 2.000 espectadores. 

Santiago de Compostela, 24 Sep (EFE).- Una espectacular canasta sobre la bocina del canadiense Thomas Scrubb dio este viernes el triunfo al Monbus Obradoiro frente al Joventut (93-91), en un duelo que se complicó en el primer cuarto pero que dominó en los últimos minutos con una ventaja de siete puntos.

Al Obradoiro lo penalizó su desacierto desde la línea de 3 puntos en el arranque. Lanzó seis triples y no encestó ninguno, mientras que los visitantes Brodziansky y Tomic dominaban en la pintura. El Joventut no tardó en castigar a su rival, que tardó casi cuatro minutos en meter su primera canasta (2-12).

Ajustó su defensa el equipo de Moncho Fernández y eso le permitió apretar el marcador (13-14), aunque el Joventut pegó otro estirón en el arranque del segundo cuarto (17-28, min.12) después de que el Obradoiro fallara de nuevo sus dos primeros triples -Beliauskas y Muñoz-.

Moncho Fernández aguantó sin pedir tiempo muerto, y sus jugadores no dejaron de lanzar desde la línea de 6,75 metros. Fue determinante para la reacción gallega. El lituano Beliauskas y Muñoz metieron dos seguidos, y Hobbs se unió a la fiesta.

Carles Durán, técnico visitante, paró el choque tras un parcial 11-3 (28-31, min.15), pero los exteriores del Obradoiro continuaron con la muñeca caliente. Con cuatro triples más lograron llegar al descanso empatados (47-47), e incluso Álex Suárez pudo meter el octavo pero el aro escupió su tiro sobre la bocina.

Los santiagueses disfrutaron de su primera ventaja en el inicio del tercer cuarto (49-47), pero la segunda unidad del Joventut, liderada por Derek Willis y un espectacular Brandon Paul, frenó su reacción (56-63, min. 24).

Se atascó en ataque el equipo catalán cuando Paul se tuvo que retirar por un problema físico, y Obradoiro lo aprovechó para recuperar el mando del duelo (67-65, 70-67), con Durán desesperado con la actuación arbitral -le señalaron falta técnica en el último minuto del tercer cuarto-.

Con el marcador apretado al máximo y Paul todavía en el banquillo, el último cuarto arrancó con cuatro triples, dos para cada equipo. Ribas erró un quinto, y Hobbs continuó con el festival (79-75, min.32). Durán no esperó más: Vives, Brodziansky y Paul regresaron. Su equipo mejoró en ataque, pero Muñoz calentó su muñeca para poner al Obradoiro siete arriba (88-81).

Subió su intensidad defensiva el Joventut, y, pese a dos fallos de Vives y Ribas, se situó a dos (91-89) a poco más de un minuto. Obradoiro no encestó, y Ribas igualó con dos tiros libres. Brodziansky desaprovechó un ataque para culminar la remontada, y Scrubb, en caída, desató la locura en Sar con una espectacular canasta sobre la bocina.