Somos muchos los que asistimos a partidos escolares o federados de nuestros hijos o jugadores. Hay frases y expresiones, que oímos demasiadas veces: “qué petardo”, “vaya panda de cojos”, “qué malos son”, etc.

¿Se lo diríamos a un niño que estuviera jugando en el parque y se equivocara, o estuviera paseando con sus padres o amigos y se tropezara? Si no lo hacemos entonces, ¿Por qué perdemos las formas y la buena educación al ver un partido?

Hooligan es un anglicismo referido a aquella persona que produce disturbios y que suele enfrentarse con los jugadores del equipo contrario o bien con su afición. Son niños, no seas Hooligan.

Te aconsejo el siguiente vídeo, es un vídeo duro, pero por desgracia muy realista. Dura 1 minuto. Hecho por un referente en valores y en escuelas deportivas de Barcelona, Brafa (www.brafa.org), con más de 50 años de experiencia en deporte escolar.

Conocemos la típica expresión “se consigue más con un dedal de miel que con un cubo de acíbar”, para resaltar lo positivo. Me quedo con dos frases:

  • 1. «Cuando nos animan, corremos más y nos animamos».
  • 2. «Porque da igual que perdamos o ganemos, lo importante es pasarlo bien».

Pongamos de nuestra parte, primero nosotros mismos, y luego hablando con quienes coincidimos en los partidos. ¡Un cambio es posible!

Somos conscientes, y me están llegando muchos comentarios, de que es mucho el esfuerzo que se realiza desde los distintos Consells Esportius, desde la UCEC (www.ucec.cat), federaciones, colegios y clubs deportivos para educar a los jugadores, pero el público —la afición— no está en el vestuario. Allí no llegan: ¿ayudas?

  • 1.- Si estás en la banda, anima en positivo.
  • 2.- Si estás en las redes sociales, compártelo!

Álex Porqueras – @aporqueras

Comentarios