Fotografía: Mike Lee - KLC fotos for World Rugby

 

La selección española de rugby 7 perdió este viernes ante Sudáfrica (5-35) y ganó a Kenia (22-19) en la fase de grupos del torneo de Dubai (Emiratos Árabes Unidos), primera etapa de las Series Mundiales, lo que la aboca a la lucha por la undécima plaza en la jornada final.

España, que había caído con Inglaterra el jueves, no tuvo opciones frente al equipo sudafricano, que se adelantó a los tres minutos con un contragolpe de Rosko Specman después de una larga acción de ataque de los españoles, que reclamaron una infracción del líbero rival cuando Javier Carrión corría en pos del ensayo.

La defensa de los ‘blitzbokke’, reputada como la más inabordable del circuito, acantonó en su campo a los pupilos de Pablo Feijóo, quienes encajaron otra marca en la primera parte, posada por Chris Dry tras desbordar a su par por el pasillo izquierdo.

Tras el descanso, Pol Pla evitó el cero en el marcador español al ensayar a la salida de una melé a cinco metros, pero el tanteo se disparó hasta el 5-35 final merced a las marcas de Siviwe Soyizwapi, Christoffel Pretorius y, de nuevo, Specman.

El nuevo sistema de competición instaurado esta temporada convirtió en muy importante el partido contra Kenia, un adversario directo en la pelea por la permanencia que se adelantó al medio minuto de juego por medio de Johnstone Olindi, pero Pol Pla replicó enseguida tras barrer sus compañeros el campo dos veces.

Iñaki Mateu puso por delante a España al culminar con una salida por el lado cerrado una bonita combinación de Pla y Joan Losada, aunque una carga ilegal de Pablo Fontes en el saque de centro dio una superioridad numérica a los africanos que aprovechó Nelson Oyoo para volver a poner por delante a su equipo (12-14).

Fontes se resarció con el primer ensayo del segundo periodo, una acción plena de paciencia de los siete españoles, que se pasaron el oval hasta extenuar a la defensa keniana, y Nacho Rodríguez-Guerra, en primera mano a la salida de una touche, puso a España a salvo de una eventualidad como el ensayo postrero de Jacob Ojee (22-19).