El preparador físico del Monbus Obradoiro, Rubén Vieira, fue el protagonista de la ponencia inaugural del I Ciclo de Charlas para Padres, organizado por el club compostelano en colaboración con la Fundación Heracles.

A pesar de la tarde lluviosa, numerosos padres y jugadores se dieron cita a las 19:30 horas en A Nave de Vidán, miembro del Club de Empresas Obradoiro y colaborador de las categorías inferiores del club, para escuchar todas las indicaciones y directrices del preparador físico en la charla titulada El entrenamiento invisible: pautas de nutrición para el jugador de baloncesto.

Rubén Vieira comenzó su discurso incidiendo en la importancia de los hábitos de los jugadores de baloncesto y de cualquier persona que practique deporte: «Es muy importante que se acostumbren a estos hábitos desde pequeños, que entiendan las pautas y que las lleven a la práctica. Es mejor poquito y bien, que mucho y regular».

El preparador físico obradoirista señaló las bases de una buena alimentación, qué aporta cada alimento, la importancia de las comidas que influyen en el rendimiento antes, durante y después de practicar deporte… Rubén destacó que «lo más importante inmediatamente después de disputar un partido de baloncesto es ingerir fruta y la hidratación. Beber mucha agua es fundamental».

Uno de los puntos que más interesó a los padres fueron los ejemplos prácticos de qué menús plantear y las combinaciones de alimentos, así como los plazos que recomienda el preparador físico a la hora de ingerirlos. Rubén resolvió también todas las dudas planteadas sobre los debates del consumo de lácteos y refrescos, sobre todo en los más pequeños.