Foto: LaLiga

 

Vigo, 26 may (EFE).- Rafinha Alcántara ha dado este martes el susto en el entrenamiento matutino del Celta de Vigo después de recibir un golpe de su compañero David Juncá, en una sesión en la que el técnico Óscar García Junyent incidió en los movimientos ofensivos y defensivos.

El exfutbolista del Barça estuvo tendido unos minutos sobre el césped del campo de las instalaciones deportivas de A Madroa pero todo se quedó en un pequeño sobresalto, ya que el internacional brasileño pudo completar al mismo ritmo que sus compañeros la primera sesión del día programada por el cuerpo técnico.

Los técnicos repartieron a los jugadores en dos grupos para intensificar su puesta a punto de cara al inminente inicio de LaLiga Santander, que, en principio, se retomará en la segunda semana del mes de junio.

Tras la sesión física de ayer, Óscar García hizo especial hincapié en el entrenamiento de este martes en la finalización de cara a portería y en las superioridades por banda.