El español Rafa Nadal pasó por encima de Roger Federer al que ganó por 7-6(7-4); 6-3 y 6-3 en casi dos horas y media de partido y accede a su segunda final en Australia. En la final se enfrentará a otro suizo, Stanislas Wawrinka que derrotó en la otra semifinal a Tomas Berdych por 3-6; 7-6; 6-7 y 6-7.

 

Nadal, que ya ganó el Open de Australia en 2009, realizó toda una exhibición de juego, fuerza y coraje y consiguió destrozar a Federer al que le tiene muy tomada la medida ( 23 – 10 es el saldo entre ambos a favor del español ) y eso se nota en el juego del suizo al que se ve abatido y sin moral para ganar al manacorí, al que no gana en un Grand Slam desde Wimbledon 2007.