La lluvia parece que va a ser protagonista, ya que las previsiones indican lluvia tanto para el viernes como para el sábado, circunstancia que puede ser trascendente en el devenir de la prueba.

 

Una vez finalizado el Shakedown, las impresiones eran buenas en general tras esta primera toma de contacto con el asfalto. Quién más lo ha notado sin duda ha sido Miguel Fuster que dejó aparcado su Porsche 911 para disputar el Rally ourensano con un Suzuki Swift S1600. 

 

Como ya anunció el propio Fuster la semana pasada, en un principio había renunciado a la participación en este rallye, decisión tomada de forma conjunta por D. Roberto Méndez (RMC), D. Ángel Ramos (Auto-Laca) y el propio piloto. La suma de los problemas de presupuesto y la ausencia de la mayor parte del equipo RMC en la prueba gallega, ya que se encuentran en una prueba del mundial de rallyes, hacían que la participación fuese complicada y por ello se tomó la complicada decisión de no acudir a Ourense.

 

Fuster cambiara de montura en el 48 Rally Ourense Termal
Fuster cambiara de montura en el 48 Rally Ourense Termal

Tras hacer pública dicha renuncia, el equipo Suzuki se puso en contacto con Fuster para invitarle a participar con una unidad del Suzuki Swift S1600 (la que habitualmente conduce Santiago Cañizares). El piloto de Benidorm aceptó la invitación, y su objetivo será lograr la mejor de las posiciones posible para sumar puntos que puedan permitirle continuar líder del campeonato, después de ganar las 4 pruebas que se han disputado hasta la fecha.

«El Rallye de Ourense es una prueba que me gusta mucho. Me da mucha pena no haber venido a por la victoria. Estoy súper agradecido a Suzuki y me siento muy feliz por poder correr el rallye, que en definitiva es lo que a mí me gusta. Llevaré muy contento el número 1 con el Swift. También me encanta que se vuelva a correr el Cañón do Sil. Vamos a darlo todo, como siempre, y a tratar de que disfrutemos todos» declaraba Fuster esta misma semana.

 

01198 copiaTras el Shakedown de esta mañana declaraba estar todavía «probando y buscando el pulso y el feeling al coche. También quiso agradecer a Suzuki el que le brinden la posibilidad de disputar este Rally». 

Iván Ares, que está cuajando un principio de temporada realmente espectacular declaraba que «estamos ante uno de los rallys más complejos del calendario. El tramo de A Peroxa será el árbitro de la competición».

El ourensano Miguel Paredes se mostraba muy contento de poder correr en casa «he intentado hacerme con el coche que me ha transmitido muy buenas sensaciones. Solo pensaba en reglar las suspensiones al verlo muy bien de motorización»

Otro ourensano, Iago Silva, que este año correrá con un Peugeot 208 VTI R2  se mostraba contento y esperanzado «espero cuajar un buen papel, lo principal que espero es divertirme y que el público se divierta y quedar los más arriba posible»