Partido de doble cara para los locales del Redondela FS que perdieron por primera vez como locales en A Bomboneira. El Cereixa de Gondomar se llevó los 3 puntos por 1 – 5.

 

El Redondela jugó contra Cereixa dos encuentros, un incluso el minuto 34, donde el equipo estaba a dar la car y sobre todo en los minutos disputados de la segunda mitad, ya había hecho méritos suficientes para mandar en el marcador, y otro bien distinto nos últimos seis, donde el parón de una media hora motivado por la lesión de Tizón, quizá perxudicoulle en exceso, y acabó cediendo los tres puntos ante un Cereixa que siempre compitió el encuentro.

La primera mitad estuvo marcada por un desplegue físico importante, los redondeláns sabían que sería determinante el desgaste del contrario, para en la segunda mitad, ante la previsión de igualdad que tendría el encuentro, tener más opciones para la victoria. Joseillo en una falta pondría el primero tanto en el luminoso, y la falla de siete segundos Juan desperdiciaría un 10 metros que podía haber dado una buena ventaxa al descanso.

En la segunda mitad, al inicio, llevaba poco más de un minuto, los de Gondomar, también de falta, conseguirían empatar el encuentro, desde aquí incluso el parón, el Redondela puso toda la carne en el asador, jugó un muy bueno fútbol sala que no se vio recompensado en forma de gol. En el minuto 34 llegaría la clave del encuentro, en una acción de juego, donde inexplicablemente no se señala falta, sería lanzamiento de 10 metros, sucede la lesión de Tizón, en un primero momento se pensó en el peor, por las muestras de dolor del jugador y porque ya se podía apreciar visualmente un problema óseo en el incluso. El juego estaría parado sobre media hora, hasta que una unidad medicalizada del 061 trasladaba la un centro médico al jugador.

El juego se reanudaría de la misma con seis minutos por disputar y empate en el electrónico, parecía con el que había golpeado primero, podría llevar el gato a agua, y el Cereixa en el primero minuto de la reanudación, conseguiría de los tantos, poniéndose por delante 1-3, y obligando a los locales a introducir la Dani como portero jugador. Ya con más corazón que inteligencia táctica, este dispositivo no daría su fruto, incluso encajando dos tantos más, que dejaban un injusto y holgado resultado de 1-5 a favor de los de Gondomar.

Duro golpe a nivel deportivo y humano el sufrido ayer en la Bomboneira por los jugadores del Redondela FS, pero seguro un nuevo episodio que tendrán que añadir la sua experiencia, para seguir creciendo cómo lo están haciendo hasta ahora.