Esta mañana, tras reunirse en la oficinas del club, tanto el Partido Popular como el Partido Socialista hicieron constar su apoyo mientras que Ourense en Común lo ve viable pero lo votará en las asamblea del partido. Democracia Ourensana ha dado un no rotundo. 

 

Poco después de las 10 de la mañana se reunían en las oficinas que tiene el Club Ourense Baloncesto en el Paco Paz representantes de los cuatro grupos de Gobierno más el Presidente y directiva del propio club. 

 

El posicionamiento, tanto del Partido Popular, que contó con su candidato a la alcaldía Jesús Vázquez, como del Partido Socialista que estuvo representado por Juana Ageitos, es claro, el club debe estar en ACB ya que consideran que sería algo que repercutiría muy favorablemente sobre la ciudad: comercios, hoteles, restaurantes, termalismo, …. llevar el nombre de Ourense por toda España es un enorme escaparate y a un precio irrisorio. Por todo esto apoyarán económicamente a Club Ourense Baloncesto en su camino hacia la ACB.

Ourense en Común también ve viable el proyecto aunque lo llevará a la asamblea del partido para que sea votado aunque su candidato, Miguel Doval, se mostró favorable al proyecto. 

 

Momento de la reunión mantenida esta mañana.
Momento de la reunión mantenida esta mañana.

Democracia Ourensana, por medio de su candidato Gonzalo Pérez Jácome, ha dicho que se posiciona en contra ya que es contrario  a sus ideologías de no usar dinero público para el entretenimiento espectáculo, aunque considera no disparatadas las cantidades barajadas para el proyecto (teniendo en cuenta que 2.163.000 € son avales). 

 

Antonio Gavilanes, presidente de Club Ourense Baloncesto, se mostró optimista tras la reunión y sobre todo tras estos días en los que se lleva reunido con diferentes empresas ourensanas, gallegas e incluso españolas, que le mostraron su apoyo incluso antes de saber si lograrían el ascenso. 

El reloj corre en contra pero el club no para ya que la fecha del 14 de junio es demasiado cercana para la relajación. Dias muy duros de trabajo, viajes y reuniones esperan aunque si se llega a la ACB la recompensa será muy grande.