Poio Pescamar: Caridad; Luci Gómez, Dani Sousa, Cárol y Ana Rivera (quinteto inicial). También jugaron, Julia Dupuy, Antía, Mirian, Agostina, Iraia, Irene García e Iria Varela (segunda portera).

Roldán: Cristina; Noelia Montoro, Ángela, Mariángeles y Lola. (cinco inicial). También jugaron, Consuelo, Alba Gandía, Mayte Mateo, Marta Pelegrín y Andrea.

Pabellón da Seca Poio. Sin espectadores. Colegiados, Carreira Romero y Martínez Torres  del colegio gallego. Recibieron cartulina amarilla Alba Gandía, Cristina y Almudena en el STV Roldán y Luci, Julia, Dani Sousa, Clara y roja Caridad (22’) en el Poio Pescamar.

Goles: 1-0, min. 15 Dani Sousa; 1-1, min. 21 Ángela; 1-2, min. 37 Mariángeles; 2-2, min. 39 Agostina

Con presión en tres cuartos de cancha comenzaban unas y otras comenzaba un duelo entre dos equipos que pugnarán por los primeros puestos del grupo A de Primera. Las acciones de Caridad y Cristina bajo palos impedían que se moviera el marcador en un primer cuarto de partido competido. El STV cumplimentaba cupo de cinco faltas a siete minutos del descanso y poco después Ana Rivera tuvo una clara ocasión que salvaba Cristina.

A poco más de cinco minutos para el final del acto, Dani Sousa desde los diez metros, en un lanzamiento que hubo de ser repetido por tocar la línea Cristina, permitía al conjunto rojillo adelantarse en el envite. Tras también cometer su quinta falta las pontevedresas, el Roldán acariciaba el empate en un remate al lateral del palo de Lola. Pudo igualar antes del receso Andrea para la escuadra pachequera en un diez metros potente pero que se marchaba fuera, aunque a renglón seguido Sousa hacía emplearse a fondo a Cristina justo sobre la bocina.

A escasos segundos de la reanudación, en un robo de balón y en rápida acción ofensiva Ángela conseguía igualar el partido tras una pared con Lola. Por una mano fuera del área, Caridad era amonestada con cartulina roja, que permitía al conjunto murciano disponer de superioridad numérica, que no aprovecharía el combinado visitante. El envite se sumergía en un período de equilibrio con ocasiones de peligro sobre ambas porterías, donde tanto Iria Varela como Cristina se mantenían firmes bajo palos.

A tres minutos del final, en una rápida acción ofensiva, Noelia ganaba línea de fondo y servía al corazón del área para que Mariángeles anotar el 1 a 2. A menos de dos minutos del final, ya con el juego de cinco en una contra, Luci habilitaba a Agostina hacia la derecha para superar de derechazo cruzado a Cristina. El Roldán se volcó en los instantes finales pero el partido acabaría sin más variaciones.

 

Manu Cossío, entrenador del Poio Pescamar, comentaba que “la final hay que conformarse con lo que ha sido, una primera parte en la que hemos sido superiores en la segunda la expulsión de Caridad nos condicionó. Siempre que se empata un partido al final tenemos que estar contentos, dadas las circunstancias. Es un punto que sabe bien”. De cara la temporada “buscaremos equivocarnos poco y saber que la competición es muy corta y el objetivo es meternos lo más arriba posible en este subgrupo y afrontar con mejores expectativas el segundo. No cabe pensar en una mirada muy larga. Estamos contentos con el punto porque ha sido al final. El próximo partido en casa ante el Cidade sí que estamos obligados a ganar”.