La fiscalía antidopaje italiana abrió una investigación al atleta Devis Licciardi después de que el fondista pasara un control con un pene de mentira.

 

El corredor de 27 años intentó eludir un control el pasado fin de semana después de correr los 10 kilómetros de los campeonatos italianos entregando orina limpia que escondía en un pene falso.

 

Se trata de una técnica rudimentaria, más propia de otro tiempo, de Michel Pollentier, por ejemplo, el ciclista belga protagonista del primer gran escándalo de dopaje en el ciclismo. Pollentier, jersey amarillo del Tour de Francia en 1978 tras imponerse en el Alpe d’Huez, fue descalificado tras utilizar una perilla rellena con orina de otro, escondida bajo su axila, para superar un control.

 

A Licciardi lo cazaron en el Campeonato de Italia de 10 km. «Me gustaría estar solo«, solicitó el atleta durante el control, informa ‘La Gazzetta dello Sport’. El comisario encargado del análisis rechazó su petición y descubrió el engaño, un pene falso cargado de orina ‘limpia’ oculto bajo la ropa.

fuente y foto: elmundo.es