El Monbus Obradoiro y Pepe Pozas han renovado su contrato por una temporada más, por lo que este base de 1,82 metros y 25 años cumplirá en el conjunto gallego su cuarto ejercicio, en el último de los cuales promedió 3,3 puntos y 2,2 asistencias en 11,5 minutos de juego.

Internacional U20 por España (medalla de oro en el Europeo de Bilbao’2011), el malagueño llegaba a Santiago de Compostela en 2014, con solo 15 partidos ACB (Blancos de Rueda Valladolid), a los que ha añadido casi un centenar más (95) a las órdenes de Moncho Fernández.

“Con la renovación de Pepe nos aseguramos una cierta continuidad en el puesto de base, algo a lo que le damos valor. Pepe conoce la ciudad, la competición, al cuerpo técnico y sabe lo que es importante en el club. Estamos seguros de que seguirá aportando cosas que no se ven en las estadísticas y que, desde un buen estado físico, ofrecerá rendimiento en el rol que ocupe en la dirección del equipo”, afirma el director general del club, José Luis Mateo.

 

Con Pozas renovado, ya son ocho los jugadores confirmados: Corbacho, David Navarro, Martins Laksa, Eimantas Bendzius,  Nacho Llovet, Adam Pechacek, Artem Pustovyi y el propio Pepe Pozas.

 

Pepe Pozas: “Me gusta que sientan que soy uno más de la familia. Cumplir tantos partidos con el ‘Obra’ será un orgullo

 

Fue en la temporada 2014/15 cuando Pepe Pozas llegaba a Santiago de Compostela para demostrar que podía jugar en la Liga Endesa. Y este fin de semana, tres temporadas después, el Monbus Obradoiro anunció que el base se quedará para continuar a las órdenes de Moncho Fernández y su cuerpo técnico.

Pepe Pozas ha confesado sentirse “muy feliz de poder estar una temporada más con el Monbus Obradoiro, compartir equipo con mis compañeros y contento de que hayan confiado en mí un año más para pertenecer a este equipo”.

El base malagueño afrontará la que será su cuarta temporada consecutiva en el club, algo de lo que muy pocos jugadores que hayan pasado por Santiago a lo largo de la historia pueden presumir. Pozas ha explicado que vivir esta situación “es un orgullo. Hoy en día es muy complicado que los jugadores estén tanto tiempo en un club. La unión y ese feeling que hay entre jugadores, entrenadores, afición y club para mí es muy importante y me gusta que lo sientan así. Que sientan que soy uno más de la familia. Cumplir tantos partidos con el ‘Obra’ será un orgullo”.

El jugador, nombrado capitán el año pasado por sus compañeros, ha detallado que continuará “trabajando tanto dentro como fuera de la cancha” y que su objetivo es “ser muy cercano a todos los chicos nuevos que llegarán. Muchos serán nuevos en la Liga y algunos no conocerán la ACB y hay que estar pendientes de ellos para que aprendan y se acomoden lo antes posible. Dentro de la pista quiero seguir haciendo mi trabajo, que es lo que me pida Moncho y lo que me requiera el club, que para eso vuelven a tener la confianza en mí y quiero devolvérsela con nivel este año”.

Pepe Pozas nunca se olvida de mencionar a la afición cuando habla del Monbus Obradoiro: “A ellos solo puedo darles las gracias, porque ellos siempre estuvieron ahí. Solo decirles que este año se pueden ilusionar y que vamos a seguir luchando todos en la misma dirección, como nos marca el ADN obradoirista. Los espero la temporada que viene que, seguro, será muy ilusionante”.

 

Comentarios