Foto: Rally Ourense Termal

 

Redacción Deportes, 25 jul (EFE).- El piloto madrileño Pepe López (Citroen) comenzó este sábado la defensa de su título de campeón de España de rallys de asfalto con un triunfo en el de Ourense, que no pudo amarrar el asturiano José Antonio ‘Cohete’ Suárez (Skoda), quien había dominado la prueba hasta que quedaban dos tramos, lo que le relegó a la cuarta posición de la general.

El vigente campeón no solo se adjudicó el primer rally tras la pandemia por la COVID-19, que se celebró con la implantación de medidas sanitarias para contrarrestar la propagación del coronavirus y que no tuvo ni ceremonia de salida ni de entrega de premios, sino que además conquistó el TC+.

Pérez ya había transmitido sus buenas sensaciones al volante de su Citroen C3 R5 en la calificación del viernes y lo confirmó el sábado en una batalla muy reñida con ‘Cohete’ Suárez, que al final se vio perjudicado por un pinchazo.

La primera prueba del CERA, el Campeonato de España de Rallys de Asfalto, fue, en la práctica, un pulso entre el campeón y el asturiano, con el coruñés Iván Ares siempre a la estela, apretando el acelerador pero con un ritmo insuficiente para plantar batalla.

Alberto Monarri, que se estrenó en la categoría R5, Vinyes y Caamaño se situaron en el siguiente escalafón.

Fue López el encargado de abrir pista, pero el primer scratch lo marcó el piloto de Skoda por cuatro décimas, seis segundos sobre Ares y quince sobre Monarri.

Los dos se repartieron los triunfos parciales en los otros tramos, sin dar opciones al resto de participantes.

Suárez repitió en el segundo y el tercero y cedió el cuarto, el primero que se adjudicó Pepe López, que le recortó algo más de dos segundos para apretar la clasificación (2.6 segundos) al final de la mañana.

La tarde prolongó el guion matinal, con Cohete dominador y otras dos victorias parciales en los primeros tramos, lo que le otorgó 6.4 segundos de renta a falta de dos parciales.

Fue ahí cuando el asfalto de Ourense empezó a jugarle malas pasadas al asturiano, que cedió el séptimo tramo, el de Amoeiro, y el liderato, ya que que perdió 9.1 segundos respecto a López, que pasó a ocupar la cabeza de la clasificación con 2.7 segundos de ventaja.

Lo peor para Cohete estaba todavía por llegar. El destino le reservaba un pinchazo en el último tramo, en el que no solo perdió la batalla por el triunfo final, sino también otras dos posiciones en la general, en la que finalizó cuarto por detrás de López, Ares y Monarri.