Paula Ginzo FEB
Foto: Pepe Andrés

Foto: Pepe Andrés

A la selección femenina de baloncesto no hay quien la pare. Un inmaculado 6-0 y clasificada para el EuroBasket de 2019, después de vencer en los últimos dos partidos a los combinados de Ucrania y Holanda. Dos duelos vitales para las aspiraciones de las pupilas de Lucas Mondelo que ha servido, además, para que Paula Ginzo, una de las mayores promesas del baloncesto nacional, se estrenase con ‘las mayores’.

El resultado colectivo ha sido inmejorable -dos de dos, la última en Melilla- y un balance global en la clasificación de 502 puntos anotados y tan solo 312 recibidos (+190). En el plano individual, satisfacción plena para Paula, quien, pese a no disfrutar de muchos minutos -once entre ambos encuentros-, ha demostrado tener talento de sobra para dar el salto definitivo a la selección absoluta en futuros compromisos.

«Todo ha sido muy rápido. Hace apenas unos días me llamaron de la FEB y, entre bromas, me preguntaron si sabía para qué me llamaban. Yo no tenía ni idea y cuando recibí la noticia me hizo mucha ilusión. Poder estar aquí era algo que veía bastante lejano, pero ha sido inmediato. Es un placer jugar junto a Laura Nicholls (una de sus grandes referentes). Estoy feliz. Este equipo es una pasada», declaró la jugadora gallega.

Una gran experiencia, y muy formativa, también en lo deportivo. «Es otro rollo. Aparte del entorno de grupo, que está muy unido, me sorprende la forma de juego: más rápido, mucho más dinámico…».

Así, y cumplido su gran sueño -además de convertirse en la 18ª jugadora en debutar con el seleccionador Lucas Mondelo-, Paula Ginzo volverá a la disciplina del Al-Qazeres, equipo de la Liga Día donde está promediando 9.3 puntos, 6.5 rebotes y 11.2 de valoración por partido.