Foto: © Carlos Domarco

Ourense, 1 mar (EFE).- El castellonense Pablo Torrijos, que estableció este domingo un nuevo récord de España de triple salto con 17,18 metros en el último intento de los campeonatos de España en pista cubierta, en los que obtuvo su sexto título, describió sus sensaciones como cercanas a la felicidad absoluta.

Se trata de la tercera mejor marca mundial del año y mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio.

«No sé si la felicidad absoluta existe, pero esto no debe estar muy lejos de ella. Feliz y agradecido», escribió en Twitter tras conseguir la tercera mejor marca mundial del año, la primera de Europa y mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio.

El récord nacional anterior lo tenía él mismo con 17,04, obtenido en los Europeos de Praga el 7 de marzo de 2015. Su representante, Alberto Armas, reveló en la misma red que Torrijos le había anticipado una marca semejante.

Pablo Torrijos. Foto: © Carlos Domarco

«De un salto, no tan grande como lo tuyos, me levanté del sofá gritando ¡esos son 17,20! Y cuando salieron los 17,18, me preguntaron: ¿Por qué sabías la marca? Les contesté: Me la había dicho él!», relató el representante.

Torrijos aseguró que Expourense ha organizado «un gran campeonato con grandes marcas».

«He puesto la guinda con este récord de España absoluto. Los atletas hemos llegado muy en forma. Gracias a la ciudad, que se ha volcado con el campeonato. Las grandes marcas que han salido aquí se las debemos también al apoyo que nos han dado desde las gradas», declaró el atleta.