Pablo Hernandéz sigue escribiendo su particular historia al otro lado del charco. Pieza vital en el esquema de los Spartans de la NAIA, el joven ha sumado una nueva distinción a su palmarés.

Y es que, el jugador gallego, nacido en Ames y a quien tuvimos el placer de entrevistar hace apenas unas semanas, ha sido galardonado con el premio al Jugador de la Semana de la American Midwest Conference (AMC).

Pablo lideró a los Spartans a una semana inmaculada con tres victorias y ninguna derrota que les permite mantenerse en la cima de la clasificación con un balance de 16-1.

Sus números durante la semana ascendieron hasta los 22.0 puntos (con un espectacular 81.8% de acierto en tiros de campo), 2.3 rebotes y 3.7 asistencias por partido, además de convertirse en el 15º jugador en la historia de MBU en alcanzar los 1.100 puntos anotados.

Este premio al Jugador de la Semana es el segundo en la carrera de Pablo Hernández y el primero de la presenta campaña.