Las primeras finales de la última jornada del Campeonato de Mundo Sprint juvenil y Sub 23 que se está celebrando en la ciudad rumana de Pistesti nos dejaron dos medallas más para la delegación gallega.

El palista de O Morrazo Pablo Graña se proclamó campeón mundial en la prueba de C1 200 metros en una ajustada final, disputada a las 8:55 de esta mañana, con un tiempo de 42.316, le siguieron el ucraniano Denys Filatov, segundo a tan sólo 60 milésimas con 42.376. Tercero en el podio fue el bielorruso Ryhor Maisiuk, con un tiempo de 42.388.

Con este resultado Graña se rehace del mal trago que supuso el cuarto puesto conseguido ayer junto con a su compañero Noel Domínguez (Breogán de O Grove), ambos habían quedado a tan sólo 160 milésimas de conseguir el bronce en la prueba de C2-1000 metros. Con estos resultados la pareja gallega se revindica frente a la Federación Española de Piragüismo, que les negó la financiación del viaje hasta Rumanía para poder participar en el campeonato, costeándose ellos el viaje con la ayuda de sus clubs.

Por su parte, cuarenta minutos después, María Pérez (Náutico O Muiño-Santiago Roma) y Antía Jácome (E.P.Ciudad de Pontevedra) consiguieron la medalla de plata en el C2-200 metros juvenil, entrando en meta medio segundo después de las serbias Nikolina Mijuskovic y Nikolina Milic, vencedoras con un tiempo de 46.020. La tercera posición la ocuparon las representantes de Rusia Arina Khozhainova y Olga Aleksandrova.

FEGAPI

Comentarios