Foto: RC Celta

 

Miranda de Ebro (Burgos), 23 ene (EFE).- El técnico del Celta, Óscar García, cree que “la falta de acierto ha marcado el partido” ante el Mirandés, donde el equipo vigués ha caído eliminado ante un equipo de Segunda División.

Para el técnico, “el Mirandés ha hecho buen partido, en el que aprovechó las dos ocasiones que tuvo” y añade que a su equipo le ha costado “mucho meter goles”.

“Ha sido un partido complicado” afirma el técnico vigués que conocía que “el Mirandés en su casa aprovecha dimensiones terreno de juego”. Además añade que “el Mirandés ha hecho un esfuerzo muy grande en la primera mitad” por eso ha sacado a “jugadores de calidad” en la segunda parte pero reconoce “que no ha servido para ganar”.

Ahora al Celta “solo le queda pensar en la liga” afirma el entrenador que reconoce que “hacía ilusión seguir en la Copa” pero ahora el equipo podrá centrarse “en un solo objetivo” y recuerda que en “dos días el equipo vuelve a competir”.