La pareja formada por los integrantes del Kayak Tudense Albert Martí y Roi Rodríguez se hacía con la victoria en la final de K2 500 masculina, los tudenses cruzaban la línea de llegada por delante de la otra embarcación  española formada por Pedro Vázquez del Kayak Tudense y Pelayo Roza, reciente fichaje del Fluvial de Lugo, consiguiendo así un doblete para el piragüismo español.

La prueba arrancaba a las 12.42 con las dos embarcaciones españolas compitiendo por las calles tres y dos en una de las pruebas más rápidas de la competición. Desde los primeros metros las dos piraguas españolas se situaban en los puestos de cabeza de carrera, en el ecuador de la carrera Roza y Vázquez se encontraban en primer lugar, fue en los metros finales donde Rodríguez y Martí aumentaron el ritmo para imponerse a sus contrincantes en un ajustado final, con tan sólo diecisiete milésimas de diferencia sobre los asturianos.

En el día de hoy varios palistas gallegos tomaban parte en las distintas finales del día. La canoista pontevedresa Antia Jácome terminaba en un meritorio sexto lugar en la final de C1 200 metros. Jácome volverá a competir mañana en la final de C2 500 junto a Antía Otero.

Además tomaron parte en el día de hoy Lara Feijoo del Kayak Tudense, que realizó uno de los mayores esfuerzos del equipo al participar en varias pruebas. La primera sería en la semifinal de K1 200 metros en donde se quedaba a las puertas de clasificarse para la final B. Una hora más tarde participaba en la final B de K2 500 metros junto a la asturiana Miriam Vega, ambas conseguían un meritorio sexto puesto, por último Feijoo competía en la modalidad mixta con el palista madrileño Enrique Adán, esta vez no pasarían el corte para las finales.

La participación gallega se cerraba con la clasificación para las semifinales de David Barreiro en C1 500 metros y las dos finales del Adrián Mosquera en la paracanoe, el de Boiro consiguió un quinto puesto en la distancia de 500 metros que se suma al cuarto logrado en el día de ayer.