• Juan Copa resalta el buen partido de su equipo ante un Caldes que acumulaba siete semanas sin perder
  • Los liceístas descansaron ayer lunes antes de comenzar a preparar a partir del martes la cita del sábado ante el Saint Omer

Seguir mejorando. Esa es la única receta para afrontar el duro y exigente mes de diciembre que le espera al Deportivo Liceo. Superada la primera hoja del calendario tras la victoria ante el Caldes (5-2), la plantilla de Juan Copa ya prepara la visita (sábado 20.30 horas) a la pista de Saint Omer, cita previa al choque el martes ante el Reus y la salida del domingo al Palau, donde espera el Barça.

Con la recuerdo aún del choque del domingo, el preparador herculino no tení reparos en reconocer que “hemos hecho un partido muy completo, creo que no podía ser de otra forma ante el Caldes, es uno de los mejores equipos de la Ok Liga”. Conocedor de la exigencia que iba a tener el choque, Copa tenía claro que su plantilla tenía que dar un poco más de sí. “Sabíamos que el nivel iba a subir y nosotros también lo hemos subido. Hicimos una primera parte muy completa, en la que aportaron todos los jugadores, y gracias a la cual podíamos haber ido al descanso con algún gol más”.

 

Y es que pese al 3-0 que reflejaba el electrónico al descanso, el tanto del Caldes nada más arracar la segunda parte complicó un tanto las cosas al cuadro local. “En el inicio de la segunda parte, y como es lógico, ellos fueron con todo, y nos hacen un gol con el que parece que se meten en el partido. Ahí la aportación desde el banquillo nos ayudó a hacer el cuarto y el quinto y dejar el choque sentenciado”, explicó Copa, quien reconoció que en los minutos finales tocaba “gestionar el equipo y los minutos”.

Superada la primera prueba de este mes, la plantilla piensa en la cita del sábado, calificada de “muy, muy, muy complicadada” y de “muy, muy, muy importante” para el futuro del Deportivo Liceo en la competición continental.