• Los de Juan Copa supera al cuadro catalán a base de intensidade, ritmo alto y pegada
  • Bruno di Benedetto, Marc Grau, Maxi Oruste y Dava Torres anotan dos tantos cada uno, y Facu Bridge sumo uno
  • Carles Grau sostuvo los ataques de un Igualada desarbolado de principio a fin

Ficha Técnica
 Deportivo Liceo: Carles Grau, Dava Torres, Franco Platero, Marc Grau y Facu Bridge –cinco inicial- Roberto di Benedetto, Bruno di Benedetto, Maxi Oruste y Fabricio Ciocale.

Igualada Rigat HC: Elagi Deitg, , Sergi Plá, Ton Baliú, Roger Bars y Jordi Méndez–cinco inicial- Marc Palau, Yeste y César Vives.

Goles: 1-0, min 4: Dava Torres; 2-0, min 17: Bruno di Bendetto; 3-0, min 26: Marc Grau; 4-0, min 40: Maxi Oruste; 5-0, min 41: Bruno di Benedetto; 6-0, min 43: Maxi Oruste; 7-0, min 48: Facu Bridge; 8-0, min 48: Marc Grau; 9-0, min 49: Dava Torres.

Árbitros: Sergi Mayor y Alberto Pérez. Azul para Baliu (min 43)

Incidencias: 19ª jornada de Okliga. Riazor.

 

A todo tren. Así liquidó el choque el Deportivo Liceo ante un Igualada que poco pudo hacer ante el ritmo, la buena defensa y el acierto del conjunto de Juan Copa.

Superiores de principio a fin, los herculinos salieron desde el primer minuto dispuestos a finiquitar el encuentro. Tras diez minutos de ida y vuelta, con opciones para los dos equipos, los locales se conviertieron en amos y señores de todo lo que sucedía en el parqué.

La bola parada, quebradero de cabeza en otras citas, sirvió para que Dava Torres abriera el marcador y empezase a desatar la tempestad a la que se sumaría Bruno di Benedetto antes del descanso.

Los solo dos goles de ventaja era lo único que mantenía al Igualada en el partido. Superados en todas las facetas, los catalanes se vinieron definitivamente abajo en el segundo tiempo. Con Carles Grau echando el pestillo a la meta, el huracán leceísta se desató en forma de goles de todas las facturas.

Con el público entregado, los de Juan Copa quisieron brindar a los suyos un partido redondo y no dejaron de buscar la meta rival hasta redondear una choque casi perfecto antes de visitar el Vic y afrontar el reto de Palau en los próximos 10 días.