ACB Photo

 

Santiago de Compostela, 4 Sep (EFE).- El entrenador del Monbus Obradoiro, Moncho Fernández, se mostró “contento” con el rendimiento de su equipo en el primer partido amistoso de la pretemporada contra el Gipuzkoa Basket (92-86), en un partido en el que brilló el lituano Laurynas Beliauskas -18 puntos y 15 de valoración-.

“Al hándicap de llevar tanto tiempo sin jugar hay que unir un nuevo sistema, nuevos jugadores… pero en líneas generales creo que hemos estado bastante bien. El rebote de ataque fue lo que más daño nos ha hecho. Todo el mundo tiene que ir encontrando su sitio”, apuntó el técnico gallego tras la victoria de los suyos.

Fernández elogió la buena actuación del escolta Beliauskas, fichado el pasado mes de enero del Nevezis, aunque subrayó que “en el equipo somos los menos sorprendidos porque ya sabíamos lo que este chico podría hacer”.

“Ese acierto que hemos tenido en la primera parte desde la línea de tres puntos nos ha permitido estar por delante en el marcado y, sin embargo, en el último cuarto hacemos 0/7 y cinco de ellos muy solos, pero también es normal porque las piernas pesan y el cansancio se nota. Lo importante es generarlas”, explicó.

Preguntado por la lesión del base turco Kartal Ozmizrak en el segundo tiempo, dijo que sufrió “una torcedura de tobillo” y que están a la espera de las pruebas médicas para conocer el alcance de la lesión.