Mersin inaugura sus Juegos del Mediterráneo 2013

0

Los Juegos del Mediterráneo de Mersin fueron oficialmente inaugurados ayer por el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en un ambiente festivo y de cordialidad, a la vez que con un despliegue de seguridad muy numeroso y visible para abortar cualquier intento de protestas, que en los días anteriores habían amenazado con hacer algunos grupos contrarios a las políticas del primer ministro otomano.

 

No hubo lugar a la más mínima manifestación en contra, al menos dentro del estadio convertido en un fortín y con los decibelios por todo lo alto. El estadio, completamente lleno, explotó de jubilo a la salida del numeroso equipo turco.

Nicolas Garcia, medalla de plata de taekwondo en los Juegos de Londres, fue el orgulloso y feliz abanderado que encabezó la numerosa delegación española y que en los días previos, a través de su facebook y twiter, había confesado públicamente el honor que suponía haber sido elegido abanderado del equipo. Incluso instantes antes del desfile mostraba su enorme felicidad por portar la bandera española.

Como suele ser habitual en las ceremonias de inauguración no pudieron desfilar todos los deportistas, como hubiese sido su deseo, es el caso de algunos deportistas de las disciplinas de taekwondo, remo, natación, boxeo, halterofilia y vela que comienzan mañana viernes 21 su participación.

En realidad la ceremonia de inauguración fue corta con desfile, unos 40 minutos, entrada de la bandera olímpica del Comité Internacional de los Juegos del Mediterráneo y demás actos protocolarios y discursos ocupó apenas una hora y media. El resto fue más una fiesta dedicada a distraer y entretener a los más de cinco mil atletas que se han dado cita en Mersin y que en los próximos diez días van a competir en unas instalaciones que, por lo visto hasta hora gozan de la consideración de los deportistas.

La música tradicional turca y sus bailes, así como un completo programa cultural bien diseñado y correctamente puesto en escena completaron una ceremonia a la que no se le pueden poner muchas objeciones, pero sí que nadie pensara en la ubicación de los compañeros gráficos, confinados a trabajar desde lo más alto del estadio.

A partir de hoy la competición pura se convierte en la única y verdadera protagonista de estos Juegos de Mersin que, por fin, echan a andar no sin muchos problemas en sus preparativos.

 

Fuente: COE