Jácome y Otero, que invirtieron un tiempo de 45.01 segundos en completar la prueba, aventajaron en 53 centésimas a la otra embarcación española formada por María Corbera y Patricia Coco, segundas con un crono de 45.55, y en 71 centésimas a las rusas Irina Adreeva y Daria Kharchenko, terceras.

Una hora antes la pareja pontevedresa se quedaría a las puertas del podio en la final de C2 500 metros. La dupla gallega terminaba en cuarta posición a un suspiro de la medalla de bronce, después de ocupar durante toda la prueba los puestos de medalla. Fue en los últimos metros donde la embarcación chilena  de Karen Roco y María Mailliard sobrepasó a las españolas para llevarse el bronce por escaso margen de seis milésimas. Las medallas de oro y plata serían para las piraguas de Ucrania y Moldavia.

El resto de participantes gallegos en esta última jornada de competición terminaban con unos excelentes resultados. Así bien, Roi Rodríguez y Albert Martí conseguían la sexta plaza en la final de K2 1000 metros, donde la otra pareja española de Cubelos y Peña lograba el bronce. La última participación de la pareja tudense sería en la final de K1 5000 metros donde Roi sería noveno y Albert decimosexto.

El K4 500 masculino contaba con la presencia de Pelayo Roza y Pedro Vázquez junto a Enrique Adán y Carlos Borras. El combinado español no pudo hacerse con uno de los metales en juego al terminar en cuarto lugar por detrás de los equipos de Francia, Ucrania y Serbia.

También destaca la sexta posición de Lara Feijoo en la final de K2 200 metros junto a Mireia Vázquez. Raquel Dacostafue novena en C1 5000 metros y David Barreiro logró el sexto puesto en la final B de C1 500 metros.