El Marín Ence PeixeGalego siempre fue por delante en el marcador y sin pasar demasiados apuros ante uno de los candidatos al ascenso, Melilla Baloncesto. Los melillenses fueron siempre por detrás en el marcador y nunca dieron síntomas de poder llevarse el partido a pesar de los intentos del cuadro azulino. El mejor del equipo fue el base Pedro Rivero que concluyó el encuentro con 23 de valoración.

Los de Marín convirtieron A Raña en un auténtico fortín durante una campaña 2015/16 en el que el Marín Peixegalego se ganó a pulso el ascenso a la LEB Oro sobre la pista  pero muy pocos hubieran podido imaginar que esa magia se mantendría intacta en su debut en la competición.

 

Y es que las meigas no han querido dejar solos a los hombres de Javi Llorente en una noche en la que la calidad del rival anticipaba que el encuentro no iba a ser ni mucho menos sencillo pero un magnifico planteamiento inicial permitió a los pontevedreses tomar muy pronto la delantera.  Especialmente gracias al acierto de un Andrés Miso que cumplió muy pronto con las expectativas generadas con su fichaje por el conjunto gallego (23-17).  Con Pedro Rivero asumiendo galones de líder desde la veteranía el Melilla Baloncesto buscó la reacción con el segundo periodo pero de nuevo la sólida defensa del Marín Peixegalego impidió que un Melilla errático en el tiro pudiera ver reducidas las diferencias al descanso (41-29).

El encuentro se complicaba por momentos para los de Alejandro Alcoba tras el paso por vestuarios con un buen número de imprecisiones en ataque que se tradujeron en diversas pérdidas de balón. Marín no perdonaba al contraataque y con Andrés Miso on fire el equipo lograba su máxima renta al final de un tercer periodo que invitaba al optimismo (59-42). Pero si algo tenía claro Javi Llorente es que su equipo no debía relajarse ya que la calidad del Melilla Baloncesto no tardó en aflorar en un último periodo arrollador en el que, sin embargo, los 30 puntos anotados por los de Alcoba no fueron suficientes para inquietar a un sólido Marín (78-72).

 

Este viernes 7 de octubre el Marín estrena la Liga a domicilio, y lo hará en el Palacio de los Deportes de Riazor a las 21:00 horas en el derbi de jornada ante Leyma Basquet Coruña.

 

Pablo Romero/FEB

Foto: Marín PeixeGalego