María Bernabéu finalmente tuvo que conformarse con la quinta posición en el campeonato de Europa de judo.

La doble medallista mundial libró la primera ronda como cabeza de serie y se impuso por ippon en cuartos de final a la judoka de Polonia Daría Pogorcelec. Cayó en semifinales por sanción ante la croata Bárbara Matic a la que ya había derrotado en Juegos Olímpicos, entrando en repesca para el bronce. Se impuso en el primer combate por ippon ante la eslovena Anka Pogaknic y cayó en la lucha por el podio ante la judoka inglesa Gemma Howell.

Con este resultado María Bernabéu sigue en el top 15 del ranking mundial antes del inicio de la clasificación olímpica para Tokio que comienza en mayo. Para este sábado todas las esperanzas están puestas en Nikolov Sherazadishvili, el único representante español en liza que compite también con licencia gallega por el club Asociación Deportiva Famu De Frutos de Vigo y es candidato a subir al podio en la categoría de -90 kilos.