Foto: WorldSBK

En la segunda oportunidad que ha tenido lo ha logrado. Manu González se ha hecho hoy con el título de la categoría SSP300 después de hacer una temporada espectacular y convertirse en el campeón más joven del Campeonato del Mundo. En Portugal, el pasado 8 de septiembre, tuvo ocasión de hacerse con el título pero la victoria de Deroue, uno de sus máximos rivales, se lo impidió.

Tenía que esperar hasta la cita de Magny Cours y ayer en la Superpole las cosas no se le pusieron fáciles. Mientras que Deroue y Ana Carrasco lograban la primera y segunda posición para la parrilla de salida, él ha arrancado hoy desde la quinta fila, concretamente, desde el puesto décimo quinto.

Pero esto no ha sido impedimento para él y con una carrera espectacular, se ha metido en el grupo de cabeza y ha cruzado la meta segundo, por detrás de Carrasco pero suficiente para ser el nuevo campeón del mundo de SSP300.

El de ParkinGO Team, a sus 17 años cumplidos el pasado agosto, se convierte en uno de los pilotos más a tener en cuenta del paddock de WorldSBK.

Nota de prensa de la RFME