Foto: Pontevedraviva
En la tarde de ayer el Pontevedra CF perdía de nuevo, dando una imagen que deja en evidencia que el cuadro pontevedrés se encuentra en un momento de grave crisis.
Después de ir perdiendo 0-3 en 25 minutos, el Pontevedra logró meterse en el partido con dos goles antes del descanso de Adighibe y Nacho López. Pero no fue suficiente para puntuar.
Tras el partido, la junta directiva se reunía de urgencia y esta mañana cesaban a Luis Miguel Areda » Luismi « buscando, así, cambiar la dinámica del equipo.
En un breve comunicado la entidad daba las gracias por la profesionalidad del técnico vigués durante su etapa como entrenador del primer equipo.