Juan Pablo Castro, acompañado de Juan José Leal, a los mandos de su habitual Mitsubishi Lancer EVO X, David Rivas, junto a José Vieitez, en el Peugeot 208 R2, y uno de los prototipos fabricados por Yacar, con carrocería de Lancia 037, pilotado por Sergio Sánchez, y con Lucía Fernández como copiloto, se enfrentaban a los 112 kilómetros cronometrados ideados por la Agrupación Deportiva Noroeste Motor.

La lluvia hacía acto de presencia en los días previos a la celebración de la prueba, lo que dejaba los tramos en perfecto estado para la disputa del rallye. Además, todos los equipos subrayaban que las especiales elegidas por la organización eran muy bonitas, tanto para los equipos, como para los espectadores.

Para Juan Pablo Castro, y Juan José Leal, la prueba comenzaba con un buen quinto puesto en el tramo que se disputaba en la jornada del viernes. Pero ya en la segunda etapa, algunos problemas con la caja de cambios que estrenaban en esta prueba, les retrasaban. Ya por la tarde lograban resolver estos problemas, y Castro podía comprobar que su ritmo era bueno, llegando a conseguir el tercer mejor tiempo en uno de los tramos, y rodando siempre en tiempos de podio. A pesar de todo, los problemas que había sufrido le relegaban a la séptima posición final, aunque sabiendo que tiene el ritmo necesario para estar un paso más arriba.

David Rivas y José Vieitez, por su parte, se enfrentaban a una categoría de Dos Ruedas Motrices muy competida, más aún con la llegada de las jóvenes promesas que luchan por la Beca Júnior R2. A pesar de todo, la pareja gallega no se amedrentaba, y en el tramo del viernes eran los segundos más rápidos. Pero el sábado comenzaba con un toque con una piedra, que dañaba tanto la llanta como el neumático, lo que le retrasaba en la general, perdiendo ya todas las opciones de pelear por los puestos de cabeza.

Por si esto fuera poco, la falta de stock de neumáticos DMACK del compuesto medio, obligaba a Rivas a montar los neumáticos blandos, que sufrían con las temperaturas que finalmente habría durante la jornada del sábado. A pesar de todo, Rivas sabía sobreponerse, y marcaba unos cronos destacables. Finalmente, Rivas y Vieitez no lograban pasar de la sexta plaza en el apartado de Dos Ruedas Motrices, aunque dejaban algunos detalles destacables durante el fin de semana, siendo esta, además, la primera prueba que realizaba con los neumáticos DMACK de nueva generación, similares a los que utilizan los equipos en la categoría WRC3.

Por último, Sergio Sánchez y Lucía Fernández se ponían a los mandos del espectacular Lancia 037 construido por la empresa gallega YaCar Racing. Se trata de un prototipo de chasis tubular, con un motor procedente de una motocicleta, con 1.300 centímetros cúbicos. Este prototipo en concreto, tiene una carrocería similar al mítico Lancia 037 con el que la marca italiana lograba el Campeonato del Mundo de Constructores en 1983, tres Campeonatos de Europa de Rallies, y dos Campeonatos de España de Rallies. A pesar de todo, la suerte no estaría de su lado, puesto que un problema de motor, les obligaría a retirarse en el segundo tramo de la prueba, por lo que apenas pudimos disfrutar de este vehículo tan especial.

 

Comentarios