Los alicantinos destrozan a River  con sus 13 triples, 7 de ellos de un soberbio Albert Sabat y consiguen empatar la final  y recuperar el factor cancha. (69-91)

River, fallón en el tiro y muy blando en defensa y Lucentum, impecable en defensa y en ataque sencillamente demoledor desde el perímetro, ese es el mejor resumen de un partido que desde el principio se vio quien iba a ser el dominador ( 1-9). River reaccionó después de un tiempo de Peñarroya para acabar 17-18 en Q1.

Albert Sabat empezó su recital en el segundo cuarto yLucentum empezó a escaparse en el electrónico. River no sabía como parar el temporal y a base de triples y a la aportación deMiddleton se fueron a vestuarios con una diferencia ya considerable ( 34-50).

Al termino del descanso, River consiguió arreglar ciertos desajustes y se puso por debajo de los 10 puntos pero enseguida Lucentum tomaría de nuevo las riendas del partido para irse al descanso con una renta, que viendo a unos y a otros, se antojaba insalvable (56-71).

Tras un inicio de ultimo cuarto esperanzador para River (5-0) volvería a aparecer Sabat y con un parcial de 3- 13 dejaría practicamente sentenciado el partido con medio cuarto por disputarse. Partido en el que Lucentum fue un merecido y justo vencedor, espadas en todo lo alto para el tercer y cuarto partido que se disputaran en Alicante este viernes y domingo.