Foto: Getty Images

Lou Williams ha inscrito su nombre en la historia de la NBA. El base de los Clippers anotó 34 puntos en la paliza de su equipo (140-115) a los Celtics que le sirvieron para convertirse en el máximo anotador histórico de la liga como suplente.

Hasta el momento, era Dell Curry, padre de Stephen Curry y Seth Curry, con 11.147 tantos, el que poseía el máximo registro desde su retirada en 2002.

Ahora, Lou Williams ha establecido una nueva marca que asciende hasta los 11.154 puntos en los 923 partidos en los que ha salido desde el banquillo, además de 109 encuentros en los que ha sido titular. De cerca le sigue Jamal Crawford, quien suma un total de 11.112 puntos, aunque su ritmo anotador actual es bastante inferior al del jugador angelino.

https://platform.twitter.com/widgets.js

«Cada vez que alguien dice tu nombre y añade ‘de todos los tiempos’ es algo especial» declaró el combo-guard. «Tener la oportunidad de conseguir algo así siendo suplente es realmente especial para mí».

Lou Williams, de 32 años, es uno de los grandes candidatos al premio al Mejor Sexto Hombre de la NBA, el cual ha conquistado previamente en dos ocasiones (2015 y 2018).