Foto: NBC Sports

Se ha hablado mucho durante los últimos meses sobre la inminente salida de Kevin Durant a la agencia libre este verano. Su futuro parece estar lejos de la Bahía de San Francisco y casi todos apuntan a la ciudad de Nueva York como su posible destino.

Los Knicks fueron una de las franquicias encargadas de amenizar el mercado NBA con el traspaso de Kristaps Porzingis, llamado a ser la cara visible de la franquicia durante los próximos años, a Dallas con el fin de aligerar la carga salarial.

Las intenciones parecen claras: hacer todo lo posible por firmar a Kevin Durant en la agencia libre, con los ojos puestos, al mismo tiempo, en Kyrie Irving y en Zion Williamson. Y, pese a la prohibición de la liga al respecto de contactar con los jugadores con antelación, en La Gran Manzana podrían haber comenzado ya con su operación.

Según fuentes del USA Today, Durant y los Knicks tuvieron una reunión secreta el pasado mes de enero cuando los Warriors viajaron a Nueva York para afrontar un partido.

De ser confirmado, la NBA podría abrir una investigación y multar a los Knicks, algo que ya ocurrió no hace mucho cuando los Lakers pretendían a Paul George, quien, finalmente, terminó renovando con los Thunder.

Desde su llegada a los Warriors, Kevin Durant ha conquistado dos campeonatos, siendo elegido el MVP de las Finales en ambos. Sin embargo, pese a los logros conseguidos, la relación entre jugador, plantilla y franquicia parece haberse roto por completo.

Comentarios