Prensa EFF Rosalía/Foto: Yuse

Promesas «A»

Alba no podía salir con su octeto de lujo, al contar con las bajas de Cuquejo y Nair, pero en este equipo las bajas parecen no notarse. Salía el Equipo A con Valeria en la portería, acompañada de Xiana, Claudia, Silvia, Sara, Daniela, Candela Bouzas y Lucía Pérez.

No tardaría nada en ponerse la maquinaria en funcionamiento, minuto 4 y Sara aprovecha para meter el primero. Una vez más, las ourensanas marcaban en los primeros minutos.

Las jugadoras del San Mateo no se amilanaron, al contrario, siguieron con su idea de juego, presión y aprovechar alguna de las oportunidades a la contra que tuviesen y no tuvieron que esperar mucho, tan sólo cuatro minutos más tarde, una buena jugada de Nuria ponía el empate en el marcador.

Los aficionados que se acercaron a ver el partido podían disfrutar de un partido más igualado de lo esperado, pero pronto cambiaría el sentido del partido y, ¿de quién iba a ser la culpa?, pues de la pichichi Candela “Wyatt Earp” Bouzas, donde pongo el ojo pongo el balón, en cuatro minutos añadía dos goles más al casillero de las locales, una delicia ver a esta niña jugar al fútbol.

Seguían presionando las pequeñas del San Mateo e imprimiendo un alto ritmo de juego al partido pero ya no se movería el marcador en esta primera parte.

Comenzaba la segunda al igual que la primera, Sara, a los cuatro minutos de juego marcaba el segundo de su cuenta, que poco duraría en el marcador, ya que cuatro minutos más tarde se encargaba de marcar su particular hat trick y finiquitar el partido con un claro cinco a uno a favor de las pupilas de Alba “Hannibal” Rodríguez.

Al borde del final, Daniela redondeaba el set y partido, mientras Nerea colocaba el definitivo 6 a 2 con el que terminaba el partido y continuaba la imbatibilidad del Promesas A de la EFF Rosalía.

Promesas «B»

En la otra parte del campo, las pupilas de Juanma Bello recibían al segundo clasificado, un CD Valladares que llegaba al Monte da Aira con la baja de su entrenadora principal, pero con la intención de sacar los tres puntos.

Lance del partido entre el Rosalia B y el Valladares. Fotos: Yuse/EFF Rosalía

Partido, a priori, desigual, pero tal como dice una máxima del fútbol, no hay rival fácil. Con esa mentalidad salieron las Paula, Candela, Sofía, Candela Currás, Aldara, Antía, Zaira y Laura Añón al campo.

Transcurría el partido más igualado de lo previsto, las viguesas basaban su juego en la calidad de Raquel Davila , su jugadora más peligrosa y máxima goleadora, pero la defensa zonal propuesta por Juanma estaba maniatando sus movimientos.

A pesar del buen hacer de las locales, sería Raquel quien marcaba el primero y colocaba el cero a uno en el marcador en el minuto 10.

Las jugadoras del Rosalía no se vendrían abajo y siguieron haciendo su juego y, pronto encontraron su recompensa, en el minuto 18, Laura Añón hacía el empate, resultado con el que terminaba la primera parte.

En la segunda, claro dominio ourensano pero sin materializar las ocasiones. Por parte de las viguesas, llegaron pocas veces pero hicieron trabajar a Paula, portera local.

Finalizaba el partido con empate a uno, punto que sabe a gloria para unas jugadoras que según propias declaraciones, firmaban antes de comenzar.