Llegan los primeros fichajes para el equipo femenino de la Unión Deportiva Ourense que llegan para reforzar la plantilla tras las bajas de Raquel Bermejo, Barbi y Yanina. La 1ª Autonómica será muy exigente y Rubén García ya comenzó la fichar jugadoras que eleven el nivel del equipo para no pasar apuros en la máxima categoría autonómica.

Los primeros movimientos pasan por reforzar la línea defensiva, que perdió uno de sus puntales por la baja de Nina, que volvió a Alemania después de terminar sus estudios en Ourense. Así llegaron Caetana Vizcaya «Cae» y Laura Alonso «Loh». Ambas son originarias de Vigo. Ambas jugadoras ya entrenaron con el conjunto unionista la temporada pasada ya que cursan en la ciudad de As Burgas sus estudios, aunque jugaban sus partidos en sus respectivos equipos.

Cae, nacida en el año 1997, militó esta temporada que acaba de terminar en el Rápido de Pereiró, equipo que compartió grupo con la U.D.Ourense, finalizando la temporada en el quinto puesto. Fue una de las puntales del equipo vigués, jugando 27 partidos como titular. Puede jugar tanto de central como de lateral.

Loh, nacida en el año 1994, jugó la temporada pasada en el Alertanavia vigués de 1ª Autonómica, equipo que terminó en la séptima posición. Loh juega de central y la pasada temporada disputó 27 partidos, de los que en 26 fue titular, siendo una jugadora básica para su equipo. Como dato anecdótico señalar que es hija de Milucho, ex jugador del Pontevedra que tantos partidos de competencia mantuvo con C.D.Ourense en la década de los ochenta.

Dos refuerzos importantes a los que le seguirán otros 2 que se anunciarán la próxima semana. El club no se ha marcado otro objetivo para esta temporada que no sea la permanencia pero el entrenador Rubén García lo tiene claro y no duda en que su objetivo y el del equipo el ascenso aunque conscientes de que será una tarea muy complicada ya que sólo hay una plaza de ascenso y en la categoría hay 6 equipos muy fuertes que les harán poner toda la carne en el asador para lograrlo. 

Rubén García quiere un grupo de 18 jugadoras para afrontar la temporada por lo que no descarta que el resto de jugadoras que no sigan en el equipo se sumen a un posible equipo femenino filial que milite en la segunda autonómica, más alguna que pueda llegar, dado que no hay otro equipo en la ciudad y  para que las chicas que quieran jugar puedan hacerlo, aunque todavía no hay nada en firme.