Jugaban en la mañana del domingo los dos equipos de la Liga Promesas de la Escuela Femenina Rosalía contra el Atlético Arousana femenino y la Unión Deportiva Mos.

 

Las pupilas de Alba Rodríguez, el promesas A, afrontaba su partido ante el Atl. Arousana con el reto de seguir invictas y mantener su distancia en la clasificación con el Valladares, su próximo rival.

Con esa motivación salieron a por el partido y a los seis minutos ya se adelantaban en el marcador por un claro 3 a 0, con goles de Candela y Sara (2). A partir de ese momento, las ourenanas, con un buen juego, se hicieron con el control del partido a espera de que los minutos pasaran.

Terminaría la primera parte, con un nuevo gol local, obra de Claudia.

En la segunda parte, más de lo mismo, destacar el cambio en la portería del Promesas A, donde Alba le daba el testigo a Valeria a cambio de Sara Meije. En los primeros minutos Claudia, sumaba su segundo gol, que colocaba el definitivo cinco a cero en el marcador. No cayeron más goles por el buen hacer de las dos porteras, local y visitante.

El promesas A, viajará la semana que viene para enfrentarse al C.D. Valladares, segundo clasificado a tres puntos de distancia, que cuenta todos sus partidos por victorias a excepción del jugado contra las ourensanas. Partido que se antoja decisivo para dilucidar el primer puesto de la clasificación final.

Por su parte, el promesas B, se enfrentaba a la U.D. Mos, que llegaba al Monte da Aira como colista de la competición.

La baja de última hora de Juanma Bello, entrenador del equipo ourensano, provocó que el presidente de la entidad, Mario Gómez, tuviese que bajar al césped para dirigir al equipo y, esto, unido a la mayor fortaleza física de las visitantes, fue acusado en exceso por las pequeñas jugadoras locales.

El partido estuvo reñido en todo momento y se decidió por pequeños detalles. El primero llegó con el cero a uno a favor de las visitantes. Saque de corner, error en la recepción de Paula y el balón que da muerto para que Leire marque el primero.

La segunda parte, más de lo mismo, partido de tú a tú en cuanto a juego pero desnivelado en ocasiones por la ya mencionada superioridad física de las pontevedresas. A los seis minutos de la segunda parte, contragolpe visitante y Claudia marca el segundo. A partir de este momento, las pequeñas del Rosalía lo intentaron con todas sus fuerzas, pero el gol se resistía has el minuto 42, cuando Laura Añón marcaba de penalti y recortaba las distancias. Pero no pudo ser, finalizaba el partido con un ajustado 1-2 que sumaba una nueva derrota a las rosalías, ya van tres seguidas, lo que las deja dos puestos por debajo en la clasificación, al descender del quinto al séptimo puesto.

La semana que viene viajan a Umia para enfrentarse al cuarto clasificado, equipo que encadena dos derrotas consecutivas pero llega al partido después de plantarle clara al segundo clasificado y perder por la mínima a domicilio.