[alert type=»success»]

Ficha:

H.C. Liceo: Xavi Malián, Josep Lamas, César Carballeira, Toni Pérez y Henrique Magalhães. También jugaron Joan Grasas, Dava Torres, Carlo di Benedetto y Marc Coy.

CP Vic: Gerard Camps, “Mia” Ordeig, Romá Bancells, Jordi Burgaya y Cristian Rodríguez. También jugaron Roger Presas, Sergi Llorca y Martí Casas.

Goles:

1-0, min.17, Carlo di Benedetto

1-1, min.18, Jordi Burgaya

1-2, min.20, Roger Presas

2-2, min.26, Josep Lamas

Árbitros: Germán Sandoval y Álvaro de la Hera

Pista: Palacio de los Deportes con una asistencia de unos 500 espectadores

[/alert]

 

El Liceo se presentaba en Riazor con ganas de llevarse los tres puntos ante uno de los rivales más peligrosos de la OK Liga, el CP Vic, segundo clasificado de la competición después de vencer al Reus y al Barcelona en las últimas jornadas. Los verdiblancos necesitaban una victoria para igualar a su adversario en esa lucha entre ambos y el Reus por ocupar la segunda posición de la tabla, toda vez que el Barcelona, sigue en primera posición con una amplia ventaja pese a sus más recientes tropiezos.

Los de Carlos Gil además, necesitaban conseguir algo positivo del último enfrentamiento del año, después de un duro mes en el que acumulaban varios tropiezos, como el de las visitas a Reus en OK Liga o al Oliveirense en Liga Europea el pasado fin de semana, o el empate en casa ante el colista Alcoy.

El partido comenzaba con un ambiente un poco apagado para la importancia de la cita y la relevancia del rival, el horario, por la tarde de un día laborable, no ayudaba a la afición liceísta, aunque con el paso de la tarde se fue animando poco a poco. En estos primeros compases del partido ambos equipos se fueron tanteando con alguna llegada peligrosa pero conscientes de que cualquier despiste o momento de relajación podría ser fatal para sus intereses.

El marcador no se movía hasta que Dava Torres conseguía internarse en el minuto 17 en el área defendida por el Vic y el rechace de su disparo, atajado por Gerard Camps, lo aprovechaba el francés Carlo di Benedetto para abrir la lata.

Sin embargo, el tanto pareció animar a los visitantes, que en el siguiente minuto conseguirían igualar el marcador con una acción desafortunada para el portero liceísta, Xavi Malián, de nuevo a un nivel superior al resto, que veía como un tiro de Jordi Burgaya le golpeaba en un lateral de su casco y se alojaba en el interior de las mallas de su portería. Y la reacción del Vic no se quedaría ahí, poco después, conseguían con un ataque rápido darle la vuelta al electrónico esta vez por mediación de Roger Presas que anotaba con un tiro cruzado que ponía el 1-2 con el que se llegaría al intermedio.

En la reanudación el Liceo pareció salir a por todas conscientes de que una nueva derrota ante un rival directo haría muy difícil poder luchar la OK Liga hasta el final. Fruto de ese empuje conseguirían filtrar una bola a Josep Lamas dentro del área que con un disparo tras un leve giro sobre sí mismo volvía a poner el empate en el marcador. Un 2-2 con el que se llegaría al final del encuentro.

Ambos equipos intentaron conseguir un gol que les pusiera por delante, especialmente el Liceo, incluso dispusieron de una falta directa cada uno para ello, pero los porteros, Malián y Camps, se impondrían a los lanzadores, Lamas y Burgaya.

Este empate entre los dos más inmediatos perseguidores del Barcelona permite a los azulgranas volver a abrir ventaja al frente de la competición, superando al Liceo de nuevo por 8 puntos y al Vic por 5. Precisamente el Barça será el próximo rival de los de Carlos Gil, en el primer compromiso del 2017, tras el parón navideño. Un descanso que llega en el mejor momento posible para los liceístas inmersos en una crisis de resultados en el pleno tourmalet que esperan poder revertir antes de que sea demasiado tarde.